Francisco

Todo Pasa

In Sin categoría on 25 julio, 2010 at 21:41

Nada Queda….

Si no encuentras sentido a tu sufrimiento, lee esto

In En mi Alma on 3 marzo, 2010 at 21:25

“La sabiduría eterna de Dios ha previsto desde el principio
la cruz que te envía desde lo profundo de Su corazón,
como un don precioso.
Antes de enviártela
la ha contemplado con sus ojos omniscientes,
la ha meditado con Su divino intelecto,
la ha examinado a la luz de Su sabia justicia.
Y le ha dado calor ciñéndola entre Sus amorosos brazos,
la ha sopesado con ambas manos
no fuera a ser un milímetro excesivamente grande
o un miligramo excesivamente pesada.
Después, la ha bendecido en Su nombre santísimo,
la ha rociado con el bálsamo de Su gracia
y con el aroma de su consuelo.
Luego, ha vuelto a mirarte a ti, a tu valor…

Por lo tanto, la cruz llega hasta ti desde el Cielo,
como un saludo del Señor,
como una limosna de Su misericordioso amor

San Francisco de Sales

 

Dios no puede barrer el Mal del mundo, porque de esa manera
no salvaría la libertad del hombre y sin libertad no podría hacer que nos convirtiéramos en “dioses”.
Porque la seña de identidad de la divinidad
ES LA DE SER LIBRE

Antonio Socci

El Camino del Cruzado Espiritual. Jerusalén. La Gruta del Pater Noster

In Crónicas del Peregrino en Tierra Santa on 17 febrero, 2010 at 20:22

Si cogéis el camino que baja en Jerusalén desde la puerta de los Leones hacia Getsemaní, hallareis una empinada cuesta que dirige directamente a la mezquita de la Ascensión. Hoy Mezquita porque fue convertida en ello por los árabes, antaño era una construcción octogonal bizantina. El octógono a parte de otras implicaciones mas profundas, era la figura geométrica elegida por los primitivos cristianos para marcar sitios en los que se hubieran producido Teofanías. Sitios en los que la Divinidad hubiera dejado impresa su particular marca. El Sepulcro en tiempos de los emperadores de Bizancio, tenía esta disposición octogonal. Tuvo que ser muy hermoso, rodeado por jardines y con la iglesia octogonal abierta para imaginar al Cristo subiendo a los Cielos. Para los que hayáis leído “Caballo de Troya” es este el sitio desde donde parte la crono nave para viajar atrás en el tiempo, al momento de la Pasión.

Mucha más importancia tiene para mi, un lugar pequeñito un poco más abajo en el mismo camino, es la Gruta del Pater Noster. En este sitio subterráneo y sombrío el Dios Vivo enseñó a sus hijos la forma en la que se tenían que comunicar con El.

Ya no necesitamos Arca de la Alianza, no necesitamos sacrificar animales para conversar con El. El nos ha dicho que es un Padre cercano y amante, que precisa nada más que de la voluntad del Hombre para hablar directamente con nosotros.

“¿Rabbi, si queremos hablar con el Padre como tenemos que hacer?”. Le preguntaron sus amigos y El contestó “Decid simplemente así: Padre Nuestro que estas en los cielos…”

No se puede crear más amor con tan pocas palabras. Es lo mismo que cualquiera de nosotros diría a su padre terrenal. Es esta la relación que el Cristo nos inaugura, una relación directamente al Cielo.

Mucha importancia le doy a la Oración. La Oración, creedme, funciona. Cuando todo se oscurece alrededor y parece que no encontramos la salida, la oración marca el rumbo, centra nuestros pensamientos y nos ayuda a discernir con más evidencia, además de embargarnos de Paz. La oración es un mantra mágico que dicho consciente y consecuentemente, abre las puertas a una relación directa con los planos más elevados. Hay espíritus desencarnados que están deseando ayudarnos…solo hay que pedírselo.

Para mi hay muchas oraciones, cualquiera valida, pero tengo especial afecto por el rezo del Rosario. Es una oración larga y que cuesta aprender a rezar como es debido, pero que cuando se pone en práctica con cotidianeidad, permite clarificar nuestro discernimiento y comprender los Misterios de la Revelación. Cada cuenta es una petición. Con el Rosario abro un paraguas de protección para mis seres queridos…y también para los que no me quieren, porque ellos también lo necesitan. 

Se pide lo que necesitamos y lo que nos merecemos, evidentemente si no hay un cambio interior nada se recibe. Por experiencia os digo, que cuando me aparto del camino, lo primero que hago es dejar de rezar. Al Enemigo no le gusta que hablemos con el Padre. Cuando hablo con el Padre noto que mi luz se enciende, cuando no rezo me voy apagando y me sumo en las tinieblas.

“Si vosotros, hombre malos, cuando vuestros hijos os piden de comer, no les dais piedras, sino pan. Cuanto más el Padre Celestial, que os ama tal como sois, sin pedir nada a cambio”

Llenad vuestra vida de magia, empezad a rezar y empezareis a VER.

Pedid y se os dará. Llamad y se os abrirá. No hay misterio que no sea revelado. A Dios no se le conoce a través de la inteligencia, sino por el corazón.

¿Y quién de vosotros no tiene corazón?

Francisco Muñoz

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.