Francisco

Noche Oscura del Alma

In En mi Alma on 3 marzo, 2007 at 21:30

“Corrí, corrí tanto como mis fuerzas me lo permitieron y poco a poco me interné en el bosque. Quería darle esquinazo a mi melancolía pero por mucho que lo intentara ella me seguía al mismo ritmo. No había luna, ni estrellas y los árboles parecían amenazadores. No encontraba sentido a nada y creía que corriendo podría olvidarme de mis problemas.

De mi armadura no quedaba ya nada, a cada embate me la habían ido destrozando y solo algunos restos tristes, colgaban de mi pecho.

¿Señor, por qué me has abandonado? ¿Por qué estoy en medio de la noche herido y solo? ¿Por qué no siento que tu luz calienta mis entrañas? ¿Qué sentido se le puede encontrar a esta tristeza, a esta desazón interior que me corroe? Sin Ti no soy nada. Nada son las frases bonitas. Nada es la Luz ni el Caminar. Nada significa mi oración porque mi Fe está helada”

 

Todos pasamos por lo mismo. Hay momentos de debilidad extrema. De Duda, de tristeza y de Frío. Un frío eterno que se te mete por los huecos de alma y que te deja indiferente a todo.

No pierdas la esperanza, incluso dentro de esa descorazonadora negrura. No todo está perdido. Es más, estos momentos son necesarios para el Alma del Guerrero de la Luz. Es en estos campos de batalla donde se mide el temple del Espíritu. Es una batalla que la tienes que dar solo y las ayudas no pueden venir. El mismo Cristo tuvo su noche oscura en Getsemaní, que este recuerdo te fortalezca. Continúa con tu Caminar, aunque te parezca que las cosas ya no tengan sentido. Aunque te parezca que tu Fe ya no existe. Continúa, porque la Noche no es eterna. Aún así, sin esperanza, sin ilusión, continúa caminando porque conociendo tus flaquezas puedes salir fortalecido.

El Alma Noble tiene que estar presta a recibir estos ataques. Si no merecieras la pena no se produciría esta Batalla en tu interior. El Enemigo ansía el premio de verte vencido, porque sabe que vales mucho. No te rindas, porque incluso en la más oscura de las Tinieblas, puedes encontrar aliados.

 

“De repente la noche se serenó. Mi corazón dejó de palpitar desbocado. Miré hacía arriba y la Hermana Luna estaba allí, rodeada por un cortejo de estrellas. La noche ya no era tan oscura. Esa luz había estado ahí siempre, pero mis lágrimas me habían impedido verla.

Los árboles otrora amenazadores, ahora eran amigos. Me abracé a uno de ellos y le pedí que se quedara con mi Tristeza y él, risueño y amigo, se apiadó de mí.

Salí del Bosque… mi Armadura brillaba más que Nunca.”

  1. HAY HOMBRES QUE LUCHAN UN DIA
    Y SON BUENOS
     
    HAY OTROS QUE LUCHAN UN AÑO
    Y SON MEJORES
     
    HAY QUIENES LUCHAN MUCHOS AÑOS
    Y SON MUY BUENOS
     
    PERO HAY LOS QUE LUCHAN TODA LA VIDA,
    ESOS SON LOS IMPRESCINDIBLES…
     
                                             Bertolt Brcht (alemán)
     
    FRANCISCO tú eres de esos hombres que son IMPRESCINDIBLES, y con tu ejemplo me motivas a seguir adelante.
    Nunca me cansaré de decirte GRACIAS !!!
    Aída
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: