Francisco

Archive for 28 julio 2008|Monthly archive page

La Fuerza de la Amistad

In En mi Alma on 28 julio, 2008 at 11:30

En Israel, cerca de Ber Sheba en la carretera que va hacia Galilea, hay una kibbutz. La tierra se cubre con un manto de increíbles colores, amapolas, lirios, margaritas…y el cielo tan azul y límpido. Aquí parece que el verano se resiste a dejar paso al invierno. Esta explosión de luz y color embarga mis sentidos, ni un solo ruido alrededor. Si viese aparecer al Cristo, ahora mismo en lo alto de esa loma, la verdad es que no me sorprendería lo más mínimo.

– Ven, me dijo mi amigo Eyal, te enseñaré algo sorprendente.

En un cercado de madera antaña, dos caballos retozaban. Uno más pequeño que el otro. Se hacían carantoñas y relinchaban suavemente. Y de pronto, al acercarme lo vi…el caballo mayor estaba ciego.

El propietario del kibbutz, un judío piadoso, no quiso deshacerse de este bello animal. Este hecho era ya de por si un milagro, pero lo más maravilloso estaba por llegar. Oí el sonido de un cascabel y me di cuenta de que el más pequeño llevaba uno colgado del cuello. El caballo mayor levantaba la cabeza y miraba hacia donde sonaba el cascabel e inmediatamente trotaba hacía donde se producía el sonido…con un trote seguro, demasiado para alguien que está sumido en las tinieblas perpetuas. Se dirigía hacia la yegua con total normalidad. Ésta paraba cada cierto tiempo y miraba hacia atrás, para ver si su compañero la seguía. Cuando llegaba al borde del vallado o a cualquier sitio que intuyera que podía representar un peligro para su amigo, paraba hasta que este se ponía a su altura.

Tampoco se alejaba demasiado, para que él pudiese seguir oyendo el tintineo de la campana

Dios debe ser como el dueño del kibbutz. No nos desprecia porque tengamos taras físicas o mentales, no pierde nunca la paciencia con nosotros. Nos observa desde lejos, haciéndose cómplice de nuestros éxitos y de nuestros fracasos. Nos deja recorrer el camino en compañía de otros que ven más, para que nos ayuden si tenemos problemas  A veces también nos toca dirigir a quien ve menos.

Como barcos perdidos en la niebla, como luceros errantes que surcan el infinito, no estamos nunca solos. Cuando necesitamos orientarnos tocamos nuestras campanas. Hoy hago sonar la mía para que la oigáis, para que cuando yo este perdido, pueda también escuchar la vuestra…

 Francisco Muñoz

Desde las Profundidades te Invoco

In Mis poémas on 26 julio, 2008 at 17:07

En lo más profundo de mi alma,
duerme un abismo insondable
al que me asomo de vez en cuando.
En lo más distante
veo caras que aparecen entre la lluvia
y besos que nunca di.
Hay también palabras que no dije
y abrazos que no di.
Me asomo a este abismo y tiemblo
porque veo lo que pude ser y no fui.
La persona que he llegado a ser
y la que se quedó al doblar la esquina.
Todas las decisiones que tomé
y que me hicieron crecer de una manera distinta
a la que pudo haber sido.
Las personas magníficas
a las que tuve que abandonar en este Camino,
todos los sentimientos que maté.
Las noches de vino y rosas.
Las confidencias debajo de las estrellas,
los brindis y los amaneceres rojos.

Todo eso no existe ya…

Te pido perdón por no haber sabido darte lo que precisabas,
por no haber respetado tus sentimientos,
por no haber estado contigo cuando me necesitabas.
Te pido perdón por mis egoísmos,
por mis malas contestaciones,
por las lagrimas que no derramé,
por las palabras que no dije.
Por no haberte apoyado cuando me lo pediste.
Te pido perdón por no haber sabido despertar
al Ser Divino que hay dentro de Ti.
Por no haber estado a tu altura.
Te pido perdón por haberte ofrecido todo
y que no fuese suficiente.
Te pido Perdón por no haber sabido escribirte
las palabras que hoy te escribo.

Te doy las gracias porque Tú me has hecho ser lo que hoy soy,
si hay una luz en mi es porque tu la encendiste.
Mis cicatrices me las causaste por Amor
y con Amor se han cerrado.

Te doy las gracias porque me dejaste ir.
Porque cuando el tiempo se había agotado
me empujaste al Infinito,
a un Mar que me esperaba consolador.
Te doy las gracias porque al cerrar la puerta,
se abrió el Universo.
Porque ahora hay amaneceres que son naranjas, verdes y violetas,
porque ahora veo las estrellas
y las lagrimas son de alegría.

Sin ti no sabría apreciar lo que hoy tengo.
Todo me lo has enseñado Tú.

Te digo Amiga, que puedes contar conmigo,
que los trenes se cruzan infinitas veces
y que nos podemos subir y bajar de ellos sin duelo.
Te digo que en mi corazón hay una estación
que lleva perpetuo tu nombre.
En la estación del Perdón te espero,
cuando tú quieras…

F.Muñoz

El Camino de la Vida

In En mi Alma on 24 julio, 2008 at 8:25

Hoy me levanté sintiendo la llamada del Camino. Noté la irrefrenable sensación de que tenía que ponerme a caminar que ya no podía estar más tiempo parado. Tomé mi armadura y la vestí, cogí mi espada y me la ceñí. Quería otra vez, matar dragones y liberar princesas. Quería ser un caballero de luz y volver a cabalgar luchando contra las injusticias. Tenía que sentir de nuevo la alegría de la aventura. Tenía que Vivir el Camino, pintarlo con sonrisas y llenarme del aroma de la jara y el tomillo.

Cuando intenté salir por la puerta no podía dar ni un paso…jamás me había dado cuenta de la maleta tan enorme con la que estaba viajando. ¿Pero de dónde había salido? La última vez era pequeña y ahora es tremendamente grande y sobre todo pesada…no me deja Caminar.

Así que decidí abrirla y mirar dentro para vaciar todo lo que no fuese a necesitar en el Camino.

Lo primero que saqué fue la melancolía. Seguí tirando y salió la tristeza. Le acompañaban los desencantos, las desilusiones, los proyectos fracasados, el rencor y la incomprensión, ni siquiera sabía que estaban dentro ¿quién las había metido? Tiré y tiré y salieron los besos de hiel, las noches oscuras y la soledad. Esta última pesaba mucho y no quiso salir a la primera. Cuando ya creí que no quedaba nada me encontré al fondo con una sonrisa. Agarrada a esta venía la amistad, venía el cariño, la gratitud de las personas con las que me he cruzado y que me han ayudado y también los compañeros que he perdido. Allí al final de todo, estaba un amanecer rojo, estaban tus labios y tus ojos. Estaban las noches de magia y estrellas y estaba tu Amor. También estaban las circunstancias tristes pero que pasado el tiempo se habían transformado en experiencia. Estas cicatrices ya pesaban muy poco…

Tome una bolsa pequeñita y estas últimas cosas, las volví a meter dentro porque consideré que no quería caminar sin ellas. La nueva bolsa era extraordinariamente ligera.

Recordé que un día me dijiste que había que viajar ligero de equipaje, pero las bolsas en las que lo metemos no han de ser de tela. Han de estar hechas del material con el que forjan los sueños y las ilusiones. Han de estar hechas de FE, de Esperanza y con asas de AMOR eterno.

Con esta bolsita, con mi armadura y mi espada mellada, me puse de nuevo a caminar.

SI YO PUEDO TU TAMBIEN PUEDES.

Francisco Muñoz

Misión Felicidad

In En mi Alma on 23 julio, 2008 at 16:25

Como flores de paso que perecen al llegar los primeros fríos. Vestidas de malva y púrpura, de azul y nieve. De promesa y sueño. Con ansias de quedar para siempre, atrapados entre las hojas de un libro. Queriendo preservar de forma eterna, los efluvios de nuestros pétalos de terciopelo. Pensamos que quedaremos, que nuestro recuerdo será imperecedero. Que después nuestro nada habrá y no nos paramos a pensar que en el aire flotan millones de seres que habitaron antes que nosotros, que amaron, que tuvieron manos para acariciar, ojos para admirarse y labios para ser besados. Todos ellos con sus posesiones habitan alrededor nuestro. Son polvo y se funden con el aire para pasar a través de nuestros pulmones…en esto quedan las grandes pasiones y las posesiones del mundo…en polvo.

Somos seres destinados al cambio, a la mutación perpetua. En busca de aquello que nos complete que nos enseñe el verdadero sentido de la existencia. Siempre inquietos por donde dormiremos, qué comeremos, con qué nos vestiremos. Y esta continua inquietud nos impide nuestro objetivo principal.

Estamos programados para ser FELICES. Es nuestro destino y nuestra obligación primordial.

Imagina un mundo en el que cada persona se preocupa del ser que está a su lado, que se preocupa también de aquellos que no conoce. Una fraternidad universal verdadera. Una comunión en Amor de todo lo Creado. Este es el mandato del Padre y solo así se logra la verdadera, la única Felicidad. Una felicidad imperecedera, porque no se basa en algo que nos pueda defraudar. Esto es traer a la Tierra el Reino de los Cielos.

Amar a tu prójimo como a ti Mismo.

¿Te parece muy difícil? ¿Una misión imposible en un mundo en el que estas cosas suenan a ñoñas, a cosas rancias y de meapilas?

Pues, si esta Misión, a la que ahora mismo te emplazo, te parece imposible, te encomiendo algo más sencillo:

Regala sonrisas a los que se te cruzan, habla con tus vecinos, con la gente a la que jamás dirigiste la palabra. Ayuda en lo que puedas a aquel que te implora en la calle…independientemente de que creas que va a malgastar tu óbolo. No te preocupes si te parece nimio tu esfuerzo, insignificante ante la marea del Desprecio y el Mal. Un Mar de Amor se puede llenar con gotitas como estas. Solo Tú que me escuchas, puedes cambiarlo. Es Tu esfuerzo personal lo que marca la diferencia.

¿Quieres ser FELIZ? Despréndete pues de tus miedos, de tus cansancios, de esos vestidos grises, anodinos y viste la bandera multicolor del AMOR eterno. Ponte las gafas de color Esperanza y cambia la perspectiva del mundo.

Este es el gran Secreto de la Vida. El Arcano que se oculta en el Santo Grial. No hay más misterio ni enredo que el que te revelo aquí, en estas líneas.

Tu Felicidad depende de la Felicidad de los Demás.

¿Tienes el Valor de Andar el Sendero de los Valientes?

F. Muñoz

Duele

In Mis poémas on 21 julio, 2008 at 16:24

Duele…

Aprietan como cizallas
las cadenas que me he puesto.
Los Grilletes de tiempo y espacio
con los que anclo mi alma, duelen.
El espíritu quiere volar
pero se encuentra preso de esta jaula dulce
que forman tus brazos y mis labios.
Tus ojos mi playa,
el mar que otrora fuese imaginado,
hoy es real…y duele.

Amar duele
porque la sombra del desamor
planea en lontananza,
porque todo lo temporal acaba,
porque quiero convertir este momento
en sublime y eterno y no puedo,
por eso duele.

Si acaso es necesario perder para encontrar,
encontrar y luego perder es una tortura infinita
que atenaza al corazón amante.
Las noches no se estiran con la voluntad de los labios
y los abrazos son fríos cuando el alba rompe.
Por esta frialdad,
por esta descorazonadora luz
que rompe la púrpura del momento efímero,
por todo esto duele.

Amar mi Amor duele, pero más me dolería no Amarte.

Francisco Muñoz

 

Estoy recuperando antiguas entradas cubiertas por el velo del tiempo pasado. No os sorprendan estas composiciones, que no me representan ya, nada más que por la belleza que desprende el corazón enamorado. Este sentimiento es siempre igual e imperecedero…estoy seguro que me comprendeis muy bien, si alguna vez habeis Amado.

Corazón de Carne

In De princesas y caballeros on 18 julio, 2008 at 9:00

No puedo…no puedo por mucho que lo intente dejar de amar.

Es tus ojos y tus labios el paraíso que añoro. Mecerme en tus caderas, cogerte de la mano, pasear debajo de la lluvia. Estás en cada puesta de sol que vivo sin ti. Allí donde viajo y me estremezco por las emociones que me embriagan, allí estás tú. En la sonrisa de un niño que me mira curioso detrás de una ventana. En la mano surcada por las cicatrices que la aventura de la vida ha dibujado en las manos de ese anciano que me observa, intuyendo la eternidad.

Tú el aire que mesa mi pelo,
la melodía de esta canción que me rodea.
Tú mi principio, mi presente y mi fin.
Nací de nuevo al mirarme en tus ojos.
Estaba muerto pero con un beso tuyo
me resucitaste.
No hay más arcano que el poder que tienes
para sacar lo mejor de mí.
Por ti escribo y me levanto cada mañana,
ansiando enfundarme de nuevo en tus labios.
Por ti este corazón late
y se desboca al sonido de tu voz.
Solo Existo cuando me agarras de la mano…
mil caras y cuerpos y tenías que ser tú.

El Amor Romántico. Este sentimiento imperecedero que puebla el corazón del amante enamorado. Es esto lo que nos mueve a escalar las cimas más altas del éxtasis en la relación humana cuando se acaba sublimando y termina siendo AMOR.

Invéntate el Amor si no lo conoces porque sin este vendaval de endorfinas es imposible vivir. Para apreciar la majestuosidad de los colores que el Padre ha puesto en la Naturaleza para nuestro deleite, para apreciar cada acorde de la música que produce el movimiento eterno de las esferas, para ver al extraño como un Hermano que siente y sufre como nosotros….para todo esto es necesario Amar. Tener un corazón enorme que sienta, que se alegre…y que sufra. Sin los contrarios no es posible el movimiento. Sin la oscuridad no se aprecia la luz.

Dame Padre un corazón de carne y quítame este de piedra

F.Muñoz

Nada para mí Señor, sino para la Gloria de Tu Santo Nombre

In En mi Alma on 14 julio, 2008 at 22:15

 

Señor, dame la entereza necesaria
para aceptar que tengo que ayudarte a llevar la Cruz.
Dame también inteligencia
para comprender
que ayudando al Hermano Sufriente
no hago otra cosa que ayudarme a mi mismo.
Dios Mío, inúndame con tu amor
para que ninguna injusticia me sea indiferente.
Házme un instrumento de tu Luz
para que las Conciencias dormidas se trastoquen,
para que yo también sea participe
de este Nuevo amanecer de misericordia.

Porque por tus Heridas, Señor, soy salvo.
Por tu Sangre nazco de nuevo.
Porque con Tu Sacrificio, Dios Mío,
haces todas las cosas Nuevas
y yo tengo una nueva oportunidad
.

Pues es dando cuando más se recibe,
perdiendo como se encuentra
y amando hasta el extremo
como se instaura tu Reino en el Corazón del Hombre.

Non Nobis Domine
sed Nomini tuo Da Gloriam

Francisco Muñoz

Dulce Espera

In Mis poémas on 13 julio, 2008 at 1:20

Podría esta Noche
escribir los versos más tristes.
Podría gritar al viento
que ya no puedo caminar
si no te tengo.

Enroscarme en la luna
y esperar  que amaine el viento.
Permanecer sentado,
caminar dormido,
anestesiar mi alma.
Dejar de respirar y sentir,
solo porque no te tengo.

Más este afán sería vano,
porque yo se que existes.
Que en algún lugar
me estas esperando.
Que este caminar sin ti,
cada vez se va estrechando.

Que te escondes
en otros labios
y me confundes,
porque caminar amando
no es camino
que es soñando.

Aparece ya, no esperes más.
Que tengo un millón
de sonetos que escribirte.
Que sin ti desespero.
Que sin ti AMOR,
ya nada Quiero

 

Francisco Muñoz

No tengo nada

In Mis poémas on 9 julio, 2008 at 16:50

No tengo Nada
Todo es Tuyo Señor.

Tú me has dado un corazón de carne lleno de Amor y yo lo he convertido en un corazón de piedra lleno de egoísmo.

Tú me has dado los ojos de la carne para que me deleite en las maravillas que has querido regalarme y yo los he convertido en unos ojos ciegos ante el dolor de los sufrientes y ante la injusticia.

Tú me has dado unas manos para hacer el bien y yo las uso para construir con barro, edificios que se derrumban.

Tú me has dado una piernas para caminar recto hacía Ti  y yo me entretengo sin pensar que el Camino no tiene sentido si no hay una meta a la que llegar.

Tú me has dado una boca para hablar del Amor y yo la uso para criticar a mis hermanos cuando igual que yo tropiezan.

Tú me has dado el entendimiento para comprender a los que son distintos a mí y yo lo uso para atacarles, para marginarles sin saber ponerme en su lugar.

Tú me lo has dado todo Señor. Eres el creador de estas cavernas y grutas inmensas que hay en mi Alma. Eres la luz que mis tinieblas esperan. Eres el final del Camino y eres el Camino que ando.

Tú Señor me lo has dado todo y yo en cambio, Te entrego Nada…

¿Por qué me buscas cuando me pierdo? ¿Por qué me esperas cuando me entretengo? ¿Por qué confías en que voy a levantarme cuando tropiezo, si yo mismo me desespero?

Señor ¡Cómo duele el alma! ¡Cómo sangra el corazón amante cuando se sabe abandonado! Si yo te abandono a Ti que me Amas sin reparos ¿cómo Te sientes cuando Te fallo?

¿Qué es el hombre Señor, sino flor de temporada que se agosta al llegar el primer frío? Y tú la cuidas y quieres como jardinero amante. La podas y riegas para obtener lo mejor de ella.

¿Por qué tu Amor Señor, si yo soy  Nada?

Francisco Muñoz

Seres de Luz

In En mi Alma on 8 julio, 2008 at 23:05

Los sabios dicen:
"Sigue este camino
desde el amanecer al ocaso
y encontraras la Salvación".

Yo te digo:
Oye la voz de tu interior,
siente la luz que te rodea,
oye a tu corazón
y entenderás el Sentido de la Vida

Los Sabios dicen:
"Hay un camino que lleva a la cima.
No te apartes de él
o te perderás".

Pero yo te digo:
Hay miles de Caminos
todos valen.
Solo oye a tu corazón.

Nadie sabe cual es el mejor,
porque cada persona
necesita uno diferente.
Solo oye a tu corazón.
Sigue la brújula de tu sentimiento,
ella te marca la dirección

No soy sabio
pero se distinguir
la luz de las tinieblas,
el frío del calor.
No es tan difícil.

Cierra tus ojos y comprende,
que siendo distintos
todos somos iguales,
andando el camino
en la tierra de esperanza.
Navegando en mares inciertos,
sorteando las mismas tempestades,
hundiéndonos y saliendo a flote

Los sabios te dirán:
"Oye mi voz, haz lo que te digo
y encontrarás el Camino".

Yo te digo
Levanta tu cabeza,
confía en ti mismo,
comprende que nunca estas solo.
Enciende tu luz,
esa que has llevado
dentro desde siempre.

Siente el viento golpeando tu faz,
es la llamada de tu corazón.
No tengas miedo,
solo Camina.

No hagas Mal,
solo camina.
Levanta las manos y pide
cuando lo necesites.
Encontrarás que somos camino,
caminamos y somos caminados
.

No hay principio,
ni hay fin.
No hay delante,
ni tampoco detrás

Es tu destino
convertirte en un SER de Luz

F. Muñoz