Francisco

Frío

In De princesas y caballeros on 12 agosto, 2008 at 21:23

Frío…

En lo más profundo de su corazón. Se encontraba helada. Circundada por abismos de hielo que le rodeaban y amenazaban con tragarla definitivamente. Aquello era todo lo que tenía en su alma. Una negrura infinita, llena de miedos y fracasos.

Naufragio tras naufragio al final quedó varada en una playa enorme y solitaria en la que no divisaba más alma que la que traía consigo.

En aquel eterno blanco aprendió a convivir consigo misma. En realidad no se estaba tan mal. Con el corazón helado no se siente nada, tampoco dolor.

Encerrada en una alta torre, coronada por la falta de ilusión e impotencia. En ese castillo alto, inalcanzable y acorazado, se custodiaba su recuerdo. No había caballeros blancos que quisieran escalar su fortaleza y rescatarla de su abismo de desidia y amargura.

Por si acaso y sin saber exactamente cómo ni porqué, ella había tejido una maroma con su pelo radiante y la había descolgado por los barrotes que la custodiaban.

El primero que venga, el primero que se atreva a subir por mi trenza, ese ha de ser el que derrita el hielo. Pensó.

Pero los días pasaban y pasaban y nadie llegaba…cada día era el funeral de una ilusión. El final del sueño que ese día había concebido y que acababa arrinconado en el baúl de los momentos pasados. Ella echaba cada día un cerrojo en ese sitio al que no quería volver a asomarse, y sin embargo no se daba cuenta de que no hacía otra cosa que vivir en el pasado.

Hacía mucho, mucho tiempo, un caminante se cruzó con ella y le habló de las estrellas, le hablo del sol, le acunó con la caricia de la brisa del mar, le dijo que había una tierra con amaneceres rojos más allá del horizonte. A esa tierra ignota solo se podía llegar volando, con alas de ilusión e impulsada por el viento de la esperanza perpetua….pero ella no le entendía. Aquellas palabras sonaban extrañas en la boca de aquel caminante…ella estaba esperando al caballero blanco, ese que mataría al dragón del aburrimiento y la desidia.

Al cabo de cierto tiempo cuando despertó se dio cuenta de que el Caminante ya no estaba y ella empezó a echar de menos, su voz y la forma en la que le narraba todas aquellas historias maravillosas. Echaba de menos el mar, ese mar que jamás había visto y que él le había contado que no acababa nunca, que a veces se alzaba violento y otras era suave y calido.

Sintió muchas ganas de navegar por aquel océano. Pero estaba atrapada allí, en medio del hielo y no se podía mover. De pronto se dio cuenta de que entre los barrotes de su torre, se colaba un rayito de luz. En esa luz centró su Esperanza. Ese Rayito de Luz siempre había estado allí, pero nunca se le había ocurrido que quizá con él su mundo helado se derritiera.

Fue mucho más fácil de lo que imaginaba, en cuanto aquella luz tocó su corazón, sintió como si despertara de un letargo eterno. Utilizó su trenza para descolgarse de su torreón y al llegar al suelo se dio cuenta de que había una hilera de margaritas que el Caminante había dejado con algún propósito.

Caminó siguiendo el rastro de aquellas flores y al subir una loma en un recodo del camino, lo vio….

Allí al fondo se alzaba un Amanecer Rojo.

 Francisco Muñoz

  1. Q belleza…Realmente me encantó.esitos cielo, cuidate!

  2. Sabes? cada vez que entro para leerte, en silencio pienso que no puede ser que lo que vaya a leer  pueda mejorar a lo inmediatamente anterior que ya he tenido la suerte de leer en  tu blog, pero afortunadamente  para mí , siempre me equivoco.
    Eres increíble.
    Un besito cielo.

  3. Ahora entiendo porqu decias que te resultaba familiar.
    A mi lo que me resulta es increible.
     
    Un beso de bruja🙂

  4.    Te has parado a pensar en el porqué de ese corazón helado?La negrura de su alma a qué miedos y fracasos se debe?A sus propios miedos o a los miedos que los "caminantes" como el que le hablan le han llevado?
       Hay veces que aunque sigas el camino de las flores……..acabas en un campo de espinas.
       Ojala y el día a día fuera tan sencillo como quitar ese "frio".
       Eres el mejor ,un besote

  5. Hola Francisco:
    ♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡Sería maravilloso que todos podamos despertar a ese niño interior quellevamos dentro. El niño de la alegría, de la carcajada espontánea, de lacaricia sentida… Ese niño que no está muerto solo está dormido y quenecesita que nosotros hagamos algo para que su sueño no sea un sueño eterno.Muchas veces dejamos de apreciar los valores de la vida, los que están en elpresente y dejamos que se escurran de nuestras manos los momentos máshermosos o maravillosos ya que no nos damos cuenta que están sucediendo hoyporque estamos viviendo en el ayer.♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡♡
    Bendiciones

  6. Realmente increíble hijos. Ojalá se repita, estos momentos coincidentes son extraordinarios.
    Seguro que hay alguna Causalidad para ellos…
    Besitos a los dos.

  7. Pues ya sabeis….el Poder reside en vuestro interior…solo teneís que descubrirlo.
    Gracias y besos
    Francisco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: