Francisco

Archive for 27 noviembre 2008|Monthly archive page

Este es mi Dios

In En mi Alma on 27 noviembre, 2008 at 23:42

En Ioannina hay un lago inmenso en el que las montañas orladas de nieve, se sumergen y distraen el horizonte con brillos tornasolados. Una suave brisa baila con los arboles ribereños jugando al escondite con las gaviotas traviesas que se persiguen en el azul indomable. Azul arriba y azul abajo. Montañas arriba, y reflejos perfectos de montañas que no existen y que navegan las aguas.

Todo es Paz y Armonía, en este Universo que parece escapar del dominio del tiempo y lo inunda todo de una atmósfera mágica.

En el borde de este hervidero de vida, música y luz, hay una familia…

Un padre que abraza a su esposa y tiene en los brazos a un bebé de unos tres añitos. La mamá le da pan al infante y este divertido lo arroja al aire para que las gaviotas pícaras, se disputen el botín encima de él. Su mamá le arregla el cabello y le abriga con un Amor inmenso, para protegerle del relente de esta tarde magnífica.

Este bendito niño, es especial y especiales, muy especiales han de ser sus padres. El niño tiene el Sindrome de Down (y me niego a llamarle subnormal). Y de pronto me he dado cuenta de que hacía mucho tiempo que no veía a un niño así. ¿Acaso se ha descubierto una cura para esta "enfermedad"? Ojalá, fuera esta la explicación, pero todo es mucho más terrible. No nacen, porque les asesinan en el vientre materno. Han empezado a desaparecer de nuestra vista…y con ello han dejado de existir en nuestras conciencias, como tantas otras cosas perversas y malvadas a las que nos "obligan" a acostumbramos en estas sociedades laicas y relativistas.
Cuando el hombre decide que Dios ya no existe, entonces todo está permitido y el hombre se torna lobo para el hombre, pues nuestra naturaleza es depredadora y vil cuando perdemos de vista el Amor que debiera regirlo todo.

Y he visto a Dios en esa FAMILIA. Esos padres amantes, cuidando de su niño sin importarle su "defecto". Jugando en paz y armonía con la naturaleza, alimentando a la naturaleza que les rodeaba…creando el BIEN ABSOLUTO. Amor por AMOR, entrega Total y sin condiciones.
Estoy seguro de que si les preguntaran a los padres, estos dirían que reciben mucho más de este inocente que lo que ellos entregan…así es el Amor Verdadero.

Padre Mío, tú que siempre velas por mi, que me aceptas tal y como soy, con mis defectos. Tú que estás conmigo cuando caigo. Que lloras cuando lloro. Que nunca me abandonas cuando todos se han ido. Tú que ríes cuando triunfo sobre mí mismo y que me animas cuando desfallezco.
Hermano y Padre Mío que tomaste la Carne para demostrarme que yo también puedo vencer a la Muerte y que te dejaste clavar en una cruz para demostrarme que por mucho que yo sufra…tú sufriste más, siendo Inocente. Házme sencillo y humilde y no permitas que me acostumbre a ver el Mal, que luche siempre con la misma energía, que denuncie la Maldad allí donde la vea…que pueda quitar los anteojos que los malvados han puesto en el rostro de mis hermanos para distorsionar la Única Realidad.

Francisco Muñoz
Escrito en Ioannina, Grecia el 27 de Noviembre de 2008

Corfú

In Mis viajes on 25 noviembre, 2008 at 23:12

Hoy estoy aquí

 

La isla de Corfú con un área de 593 km² es la mayor -y de las mayores, la más septentrional- de las Islas Jónicas también conocidas como Heptonesos o Heptanísia (Siete Islas), encontrándose en el mar jónico, muy próxima al Epiro en la costa continental, de cuya parte albanesa le separan sólo los 2 km del Vório Stenó Kérkyras (Estrecho Norte de Kérkyra). La longitud de la isla es de 85 km, con un ancho promedio de 18 km. Su relieve es muy accidentado, si bien pueden distinguirse dos zonas: la septentrional, mucho más abrupta, donde se encuentra la máxima cumbre: el Óros Pandokrátôras (Monte Pantocrátor) con 966 m de altitud. La zona meridional es considerablemente menos accidentada poseyendo algunas pequeñas llanuras.

El nomós o prefectura de Corfú tiene una extensión de 641 km² y está constituido por la isla de Corfú, la cual contiene 12 de las 16 municipalidades (dimoí) así como por otras islas menores: Paxoí y Antípaxoi al sur, Mathráki y Erikoúsa al norte y varios islotes.

Torre de la iglesia de San Espiridón, patrón de la isla

La ciudad de Corfú, capital de la prefectura, se encuentra aproximadamente en el centro de la costa oriental de la isla. Aunque los griegos de Corinto colonizaran la isla hace más de 2500 años, y pese a haber estado poblada principalmente por griegos desde entonces, su arquitectura tiene muchas similitudes con la propia de las poblaciones portuarias italiana, señal esto de su largo periodo de pertenencia a la República de Venecia

Historia

Mitología

Su nombre griego, Kérkyra, está relacionado con dos poderosos símbolos relacionados con el agua: Poseidón, dios del mar y Asopo, un importante río de la Grecia continental. Según el mito, Poseidón se enamoró de la bella ninfa Córcira, hija de Asopo y de Metope, una ninfa de río. Así pues, la raptó, según era costumbre entre los dioses en los mitos de la época (el mismo Zeus actuó así más de una vez). Poseidón la llevó a la isla, que hasta el momento no había tenido nombre, y, en un arrebato de felicidad, le ofreció su nombre al lugar: Kókyra’, que acabó evolucionando a Kérkyra (en dórico). Juntos, tuvieron un niño al que llamaron Faiax, del cual descendieron los feacios (en griego faiakioi).

Por lo anterior, también se la relaciona con la Euskeria o isla de los feacios, mencionada en la Odisea ya que acogieron a Ulises en su regreso a Ítaca.

Otros nombres que se le han dado, sobre todo en literatura, son: Drepanë o Arpi, Markris, Cassopaea, Argos, Gorgo y Górgyra.

Época clásica

Hacia el 734 a. C. los corintios colonizaron la isla. En el 435 a. C. la pugna con la metrópoli significó la alianza de Corfú con Atenas, aunque durante la guerra entre Esparta y Atenas, dada su situación geográfica, se mantuvo neutral y hegemonizada por los espartanos.

Tras haber estado bajo el influjo del Imperio de Alejandro Magno y los reinos del Epiro -principalmente el de Pirro-, en el 229 a. C. fue incorporada al dominio de la potencia romana. De este modo pasó a ser luego parte del Imperio Romano de Oriente que devino durante el medievo en el Imperio Bizantino.

De la Edad Media al siglo XIX

Así durante gran parte de la Edad Media el poder sobre la isla fue ejercido por el Imperio Bizantino, aunque con alternancias ya que cambió de manos en diversas ocasiones, siendo posesión de los árabes en el siglo VII, y luego de los normandos establecidos en Sicilia a partir de las campañas de Roberto Guiscardo en el siglo IX, si bien el basileos o emperador bizantino Manuel Comneno logró recuperar la isla en 1149 gracias a la flota que comandaba Stephanos Kontestepahnos que murió en la batalla. En el siglo XII comenzó el influjo de Venecia y en el XIII Teodoro Angelos Dukas Comneno se anexó el archipiélago como parte del Despotado de Épiro en lo real independiente del Imperio Bizantino.

Corfú en 1488

En 1259 la isla cayó en poder de Carlos de Anjou. Durante el siglo XIII el territorio estuvo bajo la órbita de los angevinos instalados en Nápoles y Sicilia hasta las llamadas vísperas sicilianas. Los bizantinos intentaron nuevamente recobrar este estratégico territorio. Sin embargo en la isla se reforzó el poder veneciano. De este modo la república de Venecia logró ejercer su dominio hasta 1797 pese a los continuos asedios por parte de los turcos otomanos. En el citado año de 1797 por el tratado de Campoformio Corfú pasó al dominio de Francia regida por Napoleón I. Sin embargo, los ingleses expulsaron a las tropas francesas, y así, en 1815 durante el Congreso de Viena, Corfú, al igual que el resto de las islas jónicas quedó bajo el dominio de Inglaterra.

Debido a la fuerte oposición de los griegos a la presencia del poder inglés, las islas fueron devueltas a Grecia en 1864.

En 1916 dada la inicial neutralidad griega en la I GM Corfú fue ocupada por tropas francesas y transformada en lugar de refugio para las tropas serbias y montenegrinas. Por este hecho es que en 1917 la ciudad fue sede de la Declaración de Corfú en la cual se proclamaba la creación del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos que luego pasó a ser Yugoslavia. La soberanía griega sobre las islas se recuperó al concluir la I GM, en 1918.

Siglos XX y XXI
En 1923 Mussolini hizo bombardear Kérkyra e intentó hacer ocupar las Islas Jónicas, ya que las consideraba parte de Italia. Tal ocupación fue, sin embargo, fácilmente rechazada.

Durante la II GM, a fines de 1939 el archipiélago -como toda Grecia-, tras una denodada resistencia, cayó bajo la ocupación de Italia y Alemania, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial las tropas alemanas realizaron en esta zona masacres masivas (cabe destacar las de Cefalonia) de soldados italianos al saberse la rendición italiana ante los Aliados. En 1944 las fuerzas griegas con apoyo logístico de los demás Aliados lograron liberar la isla de Corfú junto con otras islas y archipiélagos griegos.

Inmediatamente tras la Segunda Guerra Mundial, la isla, de gran importancia estratégica, fue teatro de combates y escaramuzas entre las fuerzas griegas comunistas y anticomunistas, de modo que durante el periódo 19451949 la isla fue una pieza del glacis para contener al Pacto de Varsovia. Esto significó una muy lenta recuperación económica durante este periodo y las décadas consiguentes. Ya después de 1974, al instaurarse y consolidarse un estado republicano y democrático en Grecia y encontrarse pacificado el estado griego se comenzó a hacer notoria una acelerada prosperidad económica basada principalmente en el turismo.

Neo Frúrio (Fortaleza Nueva) desde el Palió Frúrio (Fortaleza Vieja)

El 24 de junio de 1994 se firmó en la isla el llamado Tratado de Corfú, el cual significó la cuarta ampliación de la Unión Europea. En 2007, el casco antiguo de la ciudad fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, según recomendación de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Lugares, en inglés International Council on Monuments and Sites). [1] [2] [3]

(Tomado de Wikipedia)

Si supieran

In Mis poémas on 24 noviembre, 2008 at 23:46

Si supieran que existes, también buscarían
remolinos y estrellas en tus ojos hermosos.
Buscarían tus labios y asombrados reirían,
encontrando graciosos todos tus antojos.

Si te conocieran altiva, con todos tus enojos,
ignorarían que escondes raudos cometas
y que creas vida de mis pobres despojos
a la sombra de estas ruinas por amor, de ti presas.

Mi corazón tuyo, cuando tu razón quiera,
quererme así, con todas tus rarezas
pues querer no sabe, sin ti de otra manera.

Y no tengo ya, más que una dulce quimera,
amarte en tu universo, de amaneceres rojos.
Amanecer tranquilo, contigo a mi vera.

Francisco Muñoz

 

Nuevo día

In Mis poémas on 18 noviembre, 2008 at 6:30

Sales sol por el este
y se abre la esperanza.
Los corazones alientan
en cascada áurea
que derramas en dicha y gozo
para calentar el alma
quieta y sola.

Es otro día,
concatenado en una sucesión
de vida y luz.
Pues todo se renueva
por el amor
que tu misericordia regala.
Abrete corazón frío y triste,
llénate de paz y esperanza.
En este amanecer nuevo
tu tristeza no tiene ya sentido.

Con los ojos abiertos, con el alma
en descanso, no existe ya el dolor.
Ya no hay soledad ni miedo.
Solo tienes que abrir los ojos.
Solo tienes que oir el viento
y escuchar tu latido.

Columpiate
en el recuerdo del pasado
coge impulso y salta
más lejos, mucho más.
Pues corres más que la tristeza.
Pues el amor y la esperanza
todo lo pueden, todo lo vencen.

Rompe tus cadenas y grita fuerte.
Pues nada te atrapa
y este es tu momento.
El momento de saltar
y la carcel de hielo escalar.

Tú eres libre,
vistete de color y vida.
Vistete de malva y rosa.

Usa tus alas y vuela….

Francisco Muñoz

 

El Náufrago X. El Descenso a los Infiernos

In El Náufrago on 12 noviembre, 2008 at 12:08

Caía rápidamente, adentrándome en lo más profundo de una oscuridad que por momentos se me hacía eterna. Poco a poco empecé a perder el sentido del espacio y del tiempo. A mi alrededor había un vacío absoluto que me helaba por completo, matando en mi, cualquier recuerdo de un calor anterior. No había nada ni nadie. Estaba solo, solo por completo. Incluso perdí la noción de mi ser pues tal era la negrura que no alcanzaba a divisar mi propio cuerpo….si es que acaso tenía ya alguno.

De pronto tuve la certeza de que ya no me movía, pero no había suelo a mis pies. Tampoco había nada por encima. No sentía correr el agua a mi alrededor. No percibía nada. El mundo de los sentidos había desaparecido por completo para mi. Noté una soledad enorme que amenazaba con devorárme y un frío intenso me llenó, pero sin embargo sabía que no lo sentía en mis huesos….aquello era un sentir sin sentidos. Veía la oscuridad, circundaba las tinieblas…pero sin los ojos de la carne.

Y tuve miedo…

"El Señor es Mi Pastor, con Mano Dulce me Guía. En verdes prados me hace reposar y beber en fuentes cristalinas. Con El nada me falta. Con El, a nada he de temer". Empecé a rezar para espantar mi terror. Otras veces, rodeado por el Enemigo, esta plegaria me había fortalecido y animado. Dios Mío….quería llorar, pero no había lágrimas. Jamás hice daño a nadie, ¿por qué estaba allí?.

Y de repente me vi en el pasado. Volví a vivir aquellos momentos en los que no hice mal…pero tampoco hice el Bien. Vi los resultados de mi inacción. Mucha gente, que ni siquiera conocía, había sufrido las consecuencias. Había convertido en un infierno la vida de muchos…y yo no lo sabía. Tenía que haber alumbrado a los que me esperaban, pero me había entretenido en asuntos que me parecieron más importantes. Había faltado a mi obligación y no había repartido el Amor Verdadero que me había sido entregado.
Sentí sobre mi todo el Dolor Causado y la infinita responsabilidad, que sin conocerlo, tenía en aquel Mal. Me vi como era en realidad y no como me hubiera gustado verme. No me reconocía. ¡Que pequeño miserable había sido!. Todas mis miserias me quedaron al descubierto. Quería desaparecer, tanta era la vergüenza que sentí en aquel angustioso e infinito momento.

Nadie te juzga. Oí una voz dulcísima y maravillosa que me reconfortó y consoló de una manera extraordinaria. Es el Amor quien te implora, por lo no entregado, por las ocasiones perdidas…porque tú eres amor y del Amor tenías que haber dado testimonio. Tú mismo pones la balanza, pues sin la venda, eres tu juez más implacable.
Y sin embargo, pese a tu falta de Amor fuiste Luz para muchos otros. Mira…

Y me vi ayudando, confortando a los caídos, siendo solidario con los que sufrían. Alumbrando a los que estaban en las Tinieblas. También había hecho esto, aunque menos veces de las que me hubiera gustado. Pero lo más maravilloso fue ver como el Amor tenía un poder de propagación infinitamente superior al del Mal. Todas esas pequeñas cosas que había entregado, se habían convertido en millones. Era una cadena de favores infinita. Aquel a quien ayudé, había seguido ayudando a más personas y estas a muchas mas….y me di cuenta de que yo era el responsable de toda aquella pirámide de Misericordia y a la vez formaba parte de un millón de pirámides más. El Amor relumbraba en cada cúspide y caía en cascadas cubriéndolo todo. Aquel Amor me calentaba y fortificaba. Ese Amor infinito que surgía de lo más alto…yo era una creación de El, siempre había estado en mi, llamándome para que volviera, sin intervenir en mi poder de decisión. ¡Oh Dios Mío! Padre Amable y Cariñoso, ¿como puedes amarme después de todo? ¿Señor por qué te fallé tanto? ¿Por qué me llamas por mi nombre y me abrazas?

Y lloré de Alegría Redentora…y ahora si sentía el calor de mis lágrimas. Me sentía Luz y Amor.

Padre ya he vuelto, estoy de nuevo en Casa, Contigo, !Gracias¡. Grité arrasado en sollozos.

Y oí una dulce risa a mis espaldas.

Todavía no pequeñito, tenemos que dar un paseo. Acompáñame. Dijo aquel Ser al cual no podía ver.

Y en aquel oscuro pozo se hizo la Luz….una luz al fondo y sentí que todos mis Amados estaban a mi alrededor y me besaban y sonreían. Habían venido a buscarme.

Junto a mi, había una Mujer vestida en Luz, que me tomó con su cálida mano y me llevó al final del túnel…

Francisco Muñoz

Escrito en el Hogar de la Salamanquesa (Madrid) el 11 de Noviembre de 2008

¿Te gusta el Náufrago? Sigue su historia leyendo sus anteriores aventuras:

El Náufrago I. Renacer Tras el desastre

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!2223.entry

El Náufrago II. Cerrando Círculos

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!3782.entry

El Náufrago III. Una puerta a la Esperanza

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!6019.entry

El Náufrago IV. Después de la Noche

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!6149.entry

El Náufrago V. El Encuentro

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!6267.entry

El Náufrago VI. El Enemigo

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!6202.entry

El Náufrago VII. La Insoportable Levedad del Ser

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!6722.entry

El Náufrago VIII. La Decisión

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!9229.entry

El Náufrago IX. Infinita Misericordia

http://fmunozj.spaces.live.com/blog/cns!35CB216D372E97AD!10748.entry

La Chispa Adecuada

In Mis poémas on 11 noviembre, 2008 at 0:28

Envejeciendo en la ausencia de tu persona,
sintiendo que todo era ido y pasado.
En la hoguera del tiempo gastado y caduco,
guardé tu tacto y aroma.

Recordando que las calles
fueron catedrales de nuestro amor.
Sus entrañas cálidas guardaron tu risa
y tus besos amigos,
cómplices del tiempo lento.
En él, nuestros ojos se miraban
dulces y eternos.

Con el perdón de compañía,
quieta y hermana,
avancé bajo la estela de los días grises.
Acunado por tempestades,
domando los inviernos.
Y el fuego era siempre propio
mientras que las cenizas eran ajenas.

El sentimiento más oculto,
en el fondo de prisiones cerradas,
en las que solo campa la hiedra y el lagarto.
Fue entonces cuando me di cuenta
de que todo mudaba,
que en mi alma tranquila
ya nada quedaba.

Descubrí que la paciencia todo lo puede,
la Misericordia todo lo vence.
Pues todo arde,
si encuentras la chispa adecuada.
Y cualquier fuego se apaga
si encuentras el agua apropiada.

Francisco Muñoz

La luna y el río

In Mis poémas on 6 noviembre, 2008 at 21:43

Rielaba la luna bonita, reflejada en plata orgullosa
en el río tranquilo y suave que a su mirar asomaba.
Pensaba altiva y blanca, en su vagar vanidosa,
que agua mansa y quieta, a su belleza estorbaba.

En espejo de noche radiante, su querer se miraba,
deseando ser dulce poesía de poeta amoroso.
Y cuanto más se miraba en ella, la lunita pensaba,
no habrá astro más bello, en su parecer vanidoso.

Tanto tiempo se miró, la lunita en el río
que el tiempo convirtió su belleza en frío
y en firmamento eterno un coro de estrellas
en soledad ardiente, clamaron entre ellas:

"No te mires luna, no te mires cielo
que el día salió y en el río lento,
ya no brilla más tu querer sediento"

Francisco Muñoz
 

Se que voy a ser…

In Mis poémas on 3 noviembre, 2008 at 12:32

Se que voy a ser
el que despierte
lo mejor de ti.

Voy a ser ese hombre
que cuide de ti
día y noche.

El que vele tu sueño.
El que llore contigo
y te haga reír.
Y juntos tú y yo
podremos con todo.

Te subirás a mis pies
y andaré por ti
cuando estés cansada.

Te animaré siempre
a que vueles muy alto.
Te recogeré si caes
y te recompondré a besos.

No tendré más patria
ni enseña,
que el color de tus ojos

Tus zapatos mi casa
y tus labios
mi alimento.

Seré tu aliento.
Seré tu amante.
El que circunda
todos tus infiernos.

Aquel que queda
cuando todos se han ido.
El más leal y fiel.
El mejor de los amigos.

En tu ombligo
plantaré mi bandera
y me rendiré luego.

Por ti.
Para ti.
Para que sepas siempre
que cuentas conmigo.

Francisco Muñoz