Francisco

Archive for 27 julio 2009|Monthly archive page

El Camino del Cruzado Espiritual. Iglesia de la Veracruz, Segovia.

In En mi Alma on 27 julio, 2009 at 23:31

Iglesia de la Veracruz, Segovia. Año del Señor de 198…..

“Ven, ponte debajo del cruce de estos nervios de la bóveda. Extiende las manos en cruz, cierra los ojos y siéntelo”. Me dijo mi padre.

No sentía nada….

De pronto, un hormigueo en los pies, las manos se me llenan de “algo” y un mar inmenso, una vibración profunda me cruza desde las plantas de los pies a la coronilla. Siento que esa fuerza escapa a través de mis dedos extendidos.

Esto es la serpiente, la fuerza de la tierra que en algunos sitios se hace más intensa.

La Veracruz es una iglesia octogonal construida por los Templarios hace mil años, justo en uno de los vortex en los que la Serpiente se manifiesta más poderosa. La Serpiente recorre el planeta con múltiples tentáculos y allí donde se cruzan una o más líneas de camino, la energía se dispara y puede ser utilizada.

Estos lugares eran conocidos en la más remota antigüedad y se marcaban con templos que adoraban a la Divinidad. La tierra es algo más que un conjunto de roca y magma ardiente y como tal merece ser respetada y tratada, pero el mundo en el que vivimos nos ha obligado a olvidar esta verdad ancestral.

Esta mañana mi padre me ha levantado muy temprano, sin decirme a donde vamos. Nos hemos encontrado con mis dos tíos y hemos emprendido el viaje hacia este sitio. No tenía ni idea de lo que esto significaba. No tenía todavía edad para ser caballero y la verdad es que todos estos temas, me tocaban muy de lejos. Pero por alguna razón, que no conozco, tenía que estar allí, en aquel preciso momento…un momento muy importante.

 “Subamos a la linterna de los muertos, párate en la puerta y antes de pasar pide permiso”.

La linterna de los muertos es una estancia superior de la Iglesia donde se encuentra el altar. En una de las paredes, rozando el techo, se halla un diminuto agujero. En este sitio el aspirante a caballero Templario, tenía que pasar la noche velando las armas, antes de ser aceptado en la Orden.

“Adelante” oí en mi mente, con una voz que no se decir si era de hombre o mujer.

Dentro están ya mi padre y mis tíos, alrededor del altar.

Si toda saga, tiene un comienzo…este fue el mío.

 

Francisco Muñoz

Viento y Carne

In Mis poémas on 6 julio, 2009 at 23:28

Eres viento que en mi alma pasa
que entre mis dedos queda y late
preso de nada, ausente de todo.
Nieve blanca que tu presencia dulce
mis temores como agua funde.

Eres el sentido que a mi reloj de carne
nutre y repara
Silencio que en el vendaval
domina todo y lo calma.
Con mano firme, con guante de seda
te paras y al pararte todo queda
suspendido en el aire, esperando un latido
Trocando en cálidos inviernos
el más cruel de los avernos.

Podrías ser más si tu quisieras
podrías ser luz y esperanza.
Radiante sol que el mundo iluminara
más solo quieres ser musa
que al abrigo de unas letras
mi alma acompasara.

Francisco Muñoz

Todo te entrego

In Mis poémas on 3 julio, 2009 at 0:49

Sería absurdo negar que mi anhelo es tuyo.
Mi alma y esencia, mi ser todo te entrego
y aunque tu fuego me quema, jamás lo rehúyo
pues el amor me venda y querer me deja ciego.

Es tu risa fruto suave que de garganta brota
son tus ojos grandes, dulces carceleros
en la prisión de amor que es mi alma rota,
al capricho cruel de unos labios arteros.

Y me hablas de dolor, penas y melancolía,
siendo tú el bálsamo que cura mi herida.
Más no se como alcanzarte, no lo se vida mía.

Y vuelves a abandonarme en la noche más fría,
de vuelta a tus sueños, lejana y altiva.
Y solo puedo alcanzarte…al hacerte poesía.

Francisco Muñoz