Francisco

Archive for 17 octubre 2009|Monthly archive page

En Favor a la VIDA

In En mi Alma on 17 octubre, 2009 at 20:56

Hace 54 años, mi madre acudió al médico.
Se encontraba en el segundo mes de embarazo y su marido era alcohólico.
Tenía afección sifilítica y uno de sus hijos era retrasado mental.
Además, en la familia había varios sordos.
El Médico decreto la interrupción del embarazo, pero mi madre se negó a ello.
Siete meses después nací yo.

Hoy en Viena, estreno mi primera sinfonía,
mi canto personal a la alegría de VIVIR.

Ludwig Van Beethoven

“El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual; es la peor pobreza y la más difícil de superar”

Madre Teresa de Calcuta

Gracias a todos los que hoy os habéis manifestado en Favor a la VIDA. Otra sociedad más justa y humana es posible.

Francisco Muñoz

El Camino del Cruzado Espiritual. Jerusalén. El Monte del Templo

In Crónicas del Peregrino en Tierra Santa on 3 octubre, 2009 at 9:18

Este es un sitio terrible” dijo Elie. Y realmente lo era.

Estoy en la Gruta de las Almas. El sitio más santo para los musulmanes en Jerusalén. Las almas de todos los muertos deben reunirse aquí antes de sufrir el Juicio Eterno. Es esta una gruta lóbrega y sombría en el interior del Domo de La Roca. Esta Roca es Santa para todos, musulmanes, cristianos y judíos. Aunque por diferentes razones.

Para los árabes desde esta roca el Profeta ascendió a los cielos. Para los cristianos es la piedra de la Fundación del Mundo, la primera piedra que Yahvé uso para conformar el resto de la Tierra, donde pidió a Abraham que sacrificara a su único hijo Isaac (aunque al final era solo una prueba…Divino Sentido del Humor). En esta piedra Jacob soñó que veía una escalera que comunicaba el Cielo con la Tierra. Para los Judíos es la piedra Santa sobre la que estaba construido el Templo, donde guardaban el Arca de la Alianza. Está claro que esta piedra no es una piedra cualquiera. Aquí hay mucho más de lo que los simples sentidos nos pueden indicar. En cualquier caso, no me encuentro bien en el interior de este sitio, noto algo que no me gusta.

Yo tengo mi propia opinión de lo que este lugar representaba…

Retrocedamos unos miles de años en el tiempo. Las doce tribus vagan por el desierto con Moisés a la cabeza, Moisés había sido un alto sacerdote egipcio, poseedor de secretos y probablemente iniciado en los misterios de Isis. Moisés recibe de Yahvé la orden de construir un arca mediante la cual se comunicará con El. ¡Una radio para hablar con Dios! Sus dimensiones están perfectamente descritas en la Biblia. En el interior de esta arca debía introducir las Tablas de la Ley, los depósitos sagrados. Este objeto de poder era tan poderoso que nadie podía tocarlo excepto el sumo sacerdote en un día muy especial, todo el que lo hacía sin este derecho, moría fulminado.

David construyó un templo para el arca en lo alto de una montaña, sobre una roca cuya memoria se perdía en la noche de los tiempos. Otros altares más antiguos ya se habían levantado aquí y aquí empezó todo.

El sumo sacerdote hebreo, una vez al año debía introducirse en el Debir el Santo de los Santos, la estancia más interior y sagrada de este templo. En silencio debía leer el nombre verdadero de Yahvé que estaba grabado sobre la mesa de los panes de la proposición (esta mesa posteriormente se llamó de Salomón y se perdió durante la destrucción del Templo por los romanos, hay bastantes pruebas de que está en España…pero ya iremos a buscarla en otro momento), el Poder de esta mesa radica en que solo uno sabía interpretar los signos para pronunciar el Santo Nombre. Nombrar a una cosa por su nombre verdadero es crearla y obtener poder sobre ella.

Después de musitar el Santo Nombre en el Hekal tenía que introducirse en el Debir, el Santa Sanctórum y Dios se le manifestaba en su Gloria, sobre los dos querubines que conformaban la tapa del Arca. El pacto de la existencia era sellado de nuevo y la Creación podía continuar.

Durante la destrucción del Primer Templo el Arca se perdió y aquí se le pierde históricamente la pista.

Esta montaña inmensa está horadada de subterráneos ignotos, se supone que el Arca se preservó en algún sitio dentro de este dédalo de corredores.

Y aquí entramos nosotros. Hace mil años Siete caballeros durante Siete años se recluyeron en la Mezquita Al Aksa sobre el monte del templo y se dedicaron a la arqueología. Algo debieron descubrir que cambió la historia del mundo y que hizo que una era nueva apareciese en la faz del planeta, de pronto Europa se empieza a llenar de catedrales góticas, prácticamente sin transición del románico. Empiezan a aparecer Vírgenes Negras por todos los lados y se cristianizan viejos templos de primitivas deidades. Los Sitios de Poder se marcan con santuarios y curiosamente durante el tiempo que la Orden de estos caballeros funciona, no hay pestes ni periodos de hambruna…el pacto se había vuelto a sellar.

Estos caballeros no eran otros que Los Pobres Caballeros del Templo del Cristo…Los Templarios.

Aquí empezó todo, o al menos la etapa pública de esta manifestación de la Caballería del Cristo.

He visitado estas estancias, imaginando a los hermanos, con sus túnicas blancas y sus cruces rojas rezando y afilando las espadas, preparándose para el combate. Los primeros en entrar en el y los últimos en salir de la lucha. Nadie abandona al Beausant, si alguien cae prisionero, no se dará rescate por él.

Aquí se viene a obedecer. A poner la espada, al servicio de la viuda, del huérfano, del pobre y del desamparado. Al Enemigo se le combate, pero sin odio

Este lugar también está relacionado con Cristo. Aquí fue hallado después de perderse durante tres días… todo lo que se pierde se halla. Aquí predicó mil veces entre sus columnas y aquí ardió en cólera. El era también un hombre como yo.

Escribo esto desde el avión, de regreso de Tel Aviv a Madrid. A mi derecha y muy abajo, reluce Atenas en el crepúsculo dorado de este atardecer maravilloso. A su lado las islas griegas, despedazadas por la furia de un titán gigantesco, y el Hermano Sol poniéndose por el borde del horizonte que me regala esta miríada de colores indescriptibles. Pronto su amada luna despertará en el otro lado. Ellos nunca se pueden ver ni tocar, sin embargo no pueden existir el uno sin el otro.

Padre Mío, tú que habitas en estas inmensidades eternas, te doy las Gracias por lo hermoso que es el mundo que has creado. Te doy las gracias porque tengo dos ojos que ya no solo miran, sino que VEN. Te doy las Gracias porque me has despertado. Hazme humilde y sencillo, dame la claridad de espíritu para que pueda describir lo que me haces sentir. Se de sobras que no soy yo el que teclea estas letras

Atenas la Magnífica, la que fue Luz del Mundo en la Antigüedad se está apagando en la lejanía.

Hoy hay una luz mucho más fuerte y poderosa que puede lucir en los corazones de todos nosotros…solo tenemos que quererlo.

Francisco Muñoz