Francisco

Archive for the ‘De princesas y caballeros’ Category

Aviones Plateados

In De princesas y caballeros on 8 octubre, 2008 at 17:57

Berlin se pierde en la distancia. Puedo observar millones de lucecitas, allí muy abajo. Coches que llevan a personas a sus casas. ¡Que pequeñito se ve todo desde aquí arriba! ¿Es posible que nos preocupe lo cotidiano observado desde esta distancia inmensa? ¡Que minúsculos somos y que importancia damos a todo lo caduco y pasajero! Somos flores de temporada, pereceremos al llegar los fríos y sin embargo nos aferramos a la vida con la desesperación del Amor no correspondido.

Seguro que todas esas personas que intuyo allí abajo en la distancia, sufren y aman igual que yo. Hay vidas infinitas y espíritus elevados, también hay Seres dominados por sus demonios. Pero en el fondo todos somos parecidos.

En todo este magma, Señor te intuyo a Ti, que en una explosión de Cariño lo creaste todo y sin embargo nos das la libertad de quererte o apartarnos de tu vera. Y Tú siempre ahí, esperando, con la Sonrisa colgada de tu cara.

Llévame avioncito plateado.
Llévame hasta sus labios
que quiero prender
la flor blanca en su pelo.
Que no quiero perder más tiempo
sin atarme a sus brazos.
No tengo patria ni posición
que no sea su corazón ni su lado.
Hermanita Luna ni siquiera te vislumbro
para que le lleves este mensaje.

Ahora estoy muy alto, muy arriba.
Dile que estoy en el estanque
hablando a las libélulas azules,
que el musgo hoy esta púrpura
y que el viento sopla suave pero recio,
que el jazmín lo impregna todo.
El nenúfar me sonríe porque se sabe amado.
Los corazones en tempestad beben de estas aguas
hoy tranquilas y cálidas.
El sicómoro me da la sombra precisa
para intuírte en la distancia sonriéndome.
Por fin estoy en mi Hogar,
junto a tus zapatos.

Trueno Poderoso, refresca esta noche ardiente
que no quiero consumirme de Amor y Misericordia,
que quiero ser carne todavía,
para dar más de esta llama que me posee.
No quiero flotar más en las dimensiones etéreas.

Yo quiero ser arena para que me pises.
Puerta para que me abras.
Agua para que me bebas y fundirme contigo.
Quiero ser el aire que te posee y te inunda.
Quiero ser tu Todo y tu Nada.

Que despacio vuela este avión. Mi corazón va por delante….vuela, vuela raudo amiguito.

Francisco Muñoz

Cuando se ama de verdad

In De princesas y caballeros on 15 agosto, 2008 at 13:18

Cuando amas a alguien, eres capaz de negar lo evidente. Eres capaz de creer que las mentiras pueden convertirse en realidad.

Cuando amas lo entregas todo, sin poner una fecha o un reproche en el calendario. Crees que los días pueden tener 48 horas y que las noches pueden ser eternas. Crees que es posible columpiarte en un rabo de luna y que las estrellas están ahí solo para hacer más radiante su mirada.

Cuando amas de verdad, tus noches solitarias acaban de empezar. La angustia y el sufrimiento se apoderan de ti y disfrutas contando los minutos que pasan hasta que volvéis a miraros, porque cada minuto es un minuto menos. Alguien te estruja tu estomago y sientes que te falta el aliento cuando no está.

Cuando amas de verdad, haces todas esas pequeñas cosas que no eres capaz de explicar. No eres capaz de entender por qué los demás no pueden volar y por qué este día de lluvia y barro no le encanta a todo el mundo.

Cuando amas de verdad tienes una sonrisa perpetua calada en tu rostro y es imposible concentrarte en nada que no sea su recuerdo. A veces se vive sin esa otra persona, pero solo esperando volver a enfundarse en sus labios.

Cuando se ama de verdad, las posesiones materiales no tienen importancia. No posees ya nada, porque tu misma vida le pertenece al otro. No tienes Patria ni Hogar porque solo esperas dormir cada noche en sus zapatos, acurrucado entre sus pestañas, acunado por su aliento.

Cuando se ama de verdad…cada vez es La Primera Vez. Y lo vas a arriesgar todo, sin pensar en las consecuencias

No malgastes tu tiempo colgándote de los labios de alguien que no te haga flotar de esta manera. Persigue tu sueño, está ahí,esperando a que te cruces con él.

Ama siempre así, es la Única manera. Si no sientes todo esto, es que no merece la pena.

Date prisa, tus noches sin sueño, tus noches llenas de charquitos y estrellas están esperándote…

Francisco Muñoz

 

 

La Unión de los Iguales

In De princesas y caballeros on 15 agosto, 2008 at 0:26

No puede ser….

la unión de los contrarios solo se puede producir más allá de la carne. Pretender unir Agua y Fuego en la Tierra es una quimera irrealizable.

Se Ama y Respeta al Contrario…pero no se puede caminar con él. En mi vida me he empeñado muchas veces en este error. El Contrario atrae, porque intentas poner en ti, lo que observas que te falta y que encuentras en el otro. Es la atracción desgraciada y absurda de los polos opuestos lo que produce desencantos y tristezas absolutas.

Tu Amor ha de ser igual a ti en la medida de lo posible. Se ha de emocionar con la misma puesta de Sol, con la misma música. Debe observar la misma perspectiva que tú, aunque en sitios diferentes. Ha de hablar tu mismo lenguaje porque de otra forma la comunión no se puede producir. No puede haber secretos en su pecho para ti, porque los dos latís al unísono…por eso se llama Alma Gemela.

Hay un Alma igual a la tuya que te va a hacer entender que el camino no ha sido más que un compás de espera hasta que te das de bruces con ella. Que los colores no eran más que pinturas desteñidas que no han alcanzado su verdadero matiz hasta que no te has colgado de sus ojos. Es la armonía que pone en orden todas las notas inconexas de una canción que sonaba pero a un tempo incorrecto. Es la imagen que aparecía en tus sueños, que veías detrás de un arco iris, en la puesta del sol cuando no había nadie y te sentías profundamente solo y acompañado al mismo tiempo. Es tu principio porque no ha habido nada antes, no será tu final…porque no hay final, ni tampoco miedo. Si la conoces ya sabes que aunque se pierda, existe y tu caminar no era absurdo.

Tú has estado ahí todo el tiempo,
conociéndome sin haberme visto.
Eran tus labios los que he besado mil veces
sin darme cuenta.
Es el pardo de tus ojos
lo que me iluminaba en las tinieblas.
Tomas mi mano y caminas conmigo,
como iguales.
No hay orgullo ni soberbia

Los sueños pueden hacerse realidad,
los imposibles no existen,
el AMOR lo puede todo
sólo hay que tener paciencia.

Francisco Muñoz

Frío

In De princesas y caballeros on 12 agosto, 2008 at 21:23

Frío…

En lo más profundo de su corazón. Se encontraba helada. Circundada por abismos de hielo que le rodeaban y amenazaban con tragarla definitivamente. Aquello era todo lo que tenía en su alma. Una negrura infinita, llena de miedos y fracasos.

Naufragio tras naufragio al final quedó varada en una playa enorme y solitaria en la que no divisaba más alma que la que traía consigo.

En aquel eterno blanco aprendió a convivir consigo misma. En realidad no se estaba tan mal. Con el corazón helado no se siente nada, tampoco dolor.

Encerrada en una alta torre, coronada por la falta de ilusión e impotencia. En ese castillo alto, inalcanzable y acorazado, se custodiaba su recuerdo. No había caballeros blancos que quisieran escalar su fortaleza y rescatarla de su abismo de desidia y amargura.

Por si acaso y sin saber exactamente cómo ni porqué, ella había tejido una maroma con su pelo radiante y la había descolgado por los barrotes que la custodiaban.

El primero que venga, el primero que se atreva a subir por mi trenza, ese ha de ser el que derrita el hielo. Pensó.

Pero los días pasaban y pasaban y nadie llegaba…cada día era el funeral de una ilusión. El final del sueño que ese día había concebido y que acababa arrinconado en el baúl de los momentos pasados. Ella echaba cada día un cerrojo en ese sitio al que no quería volver a asomarse, y sin embargo no se daba cuenta de que no hacía otra cosa que vivir en el pasado.

Hacía mucho, mucho tiempo, un caminante se cruzó con ella y le habló de las estrellas, le hablo del sol, le acunó con la caricia de la brisa del mar, le dijo que había una tierra con amaneceres rojos más allá del horizonte. A esa tierra ignota solo se podía llegar volando, con alas de ilusión e impulsada por el viento de la esperanza perpetua….pero ella no le entendía. Aquellas palabras sonaban extrañas en la boca de aquel caminante…ella estaba esperando al caballero blanco, ese que mataría al dragón del aburrimiento y la desidia.

Al cabo de cierto tiempo cuando despertó se dio cuenta de que el Caminante ya no estaba y ella empezó a echar de menos, su voz y la forma en la que le narraba todas aquellas historias maravillosas. Echaba de menos el mar, ese mar que jamás había visto y que él le había contado que no acababa nunca, que a veces se alzaba violento y otras era suave y calido.

Sintió muchas ganas de navegar por aquel océano. Pero estaba atrapada allí, en medio del hielo y no se podía mover. De pronto se dio cuenta de que entre los barrotes de su torre, se colaba un rayito de luz. En esa luz centró su Esperanza. Ese Rayito de Luz siempre había estado allí, pero nunca se le había ocurrido que quizá con él su mundo helado se derritiera.

Fue mucho más fácil de lo que imaginaba, en cuanto aquella luz tocó su corazón, sintió como si despertara de un letargo eterno. Utilizó su trenza para descolgarse de su torreón y al llegar al suelo se dio cuenta de que había una hilera de margaritas que el Caminante había dejado con algún propósito.

Caminó siguiendo el rastro de aquellas flores y al subir una loma en un recodo del camino, lo vio….

Allí al fondo se alzaba un Amanecer Rojo.

 Francisco Muñoz

Corazones en Tempestad

In De princesas y caballeros on 11 agosto, 2008 at 13:56

Allí donde es imposible discernir la unión del mar y el cielo, existe un lugar donde los corazones rotos se reúnen. Es en estas brumosas landas donde lo descompuesto se repara y donde beben de la ambrosia del olvido los sentimientos más recónditos. El pasado no existe ya, el futuro es una promesa y solo el presente se adivina como tierra segura en la que volver a soñar.

Aquí las estrellas se desbocan en el firmamento y la osa mayor refulge con más fuerza. Entre las nubes se adivina una promesa nunca olvidada, con una sonrisa de misericordia.

Los corazones rotos piensan que las cicatrices nunca curan, que cualquier tiempo pasado fue mejor. No se atreven a abrir las ventanas que renueven el hastío de su existencia porque cualquier esperanza de cambio parece lejana e inalcanzable.

Lo que los corazones helados no saben, es que el sol también calienta para ellos, que siempre queda una semilla que inverna en lo más profundo de sus cámaras. El Amor solo precisa de una palabra de aliento para convertir los páramos en vergeles y las colinas en llanos.

Deshiélate corazón marchito, renuévate con la esperanza de cada amanecer. Embriágate del sol y de la luna, acúnate en las tempestades que te circundan, gobierna los mares embravecidos y si tu timón se ha roto, espera al pairo porque eres eterno y un simple viento no puede acabar contigo.

Alienta esperanza, fortalece y consuela a los corazones dormidos. Hazles entender que cada día es una promesa de renovación.

Querer es PODER

Francisco Muñoz

A cada Día su Afán

In De princesas y caballeros on 10 agosto, 2008 at 2:29

Hoy el día está triste, nublado y con tormentas que se avecinan en la distancia. Así te sientes tú también. Gris, cansada, sin fuerzas para tomar ningún tipo de decisión. Parece que hoy no es tú día…. ¿Verdad?

¿Querida Niña, te has dado cuenta hasta donde te ha llevado tu decisión, esa de la que hoy parece que no queda nada? Mira un momento hacia atrás y cuenta los pasos…son infinitos. El Viaje más largo lo iniciaste con un solo paso, con la decisión de ponerte a caminar. Si hubieras sabido que el Camino te traería sorpresas desagradables no lo habrías andado, pero tampoco contarías las Sonrisas que la Providencia te ha deparado en este andar…mi Sonrisa es una de ellas.

No te agobies, amiga, por los problemas. A Cada Día dale su Afán. Enfréntate a ellos por separado si es que con todos a la vez no puedes. Si el mar está demasiado bravo para surcarlo, ponte al pairo, porque las Tormentas nunca son eternas. Mira este puerto que te muestro, es tranquilo. Aquí puedes reparar tus velas rotas, para ponerte a navegar de nuevo. Detrás de esos nubarrones se intuye un rayito de color. Hoy es tu Día amiga, el día en que has de cambiarlo Todo. Querer en tu caso, es PODER. No lo olvides Nunca.

Eres alma de la esperanza, luz de la luz, amazona de la Misericordia. Deja de mirar ya al pasado, eso no existe. Tú eres un Ser del Futuro, como Futura es siempre la esperanza. El Presente no existe para ti, puesto que en el mismo momento de nombrarlo ya es pasado. Vive mirando hacia delante, al único sitio al que verdaderamente perteneces. Ni Presente, ni Pasado…solo Futuro…libertad, ilusión, entrega, optimismo, fe Ciega…esa ha de ser tu divisa.

Corazón Valiente, marcha al combate. Enfréntate a tus miedos, a la depresión, a la falta de energía, a la desesperanza, a la Soledad, a la Angustia. Acaba con tus fantasmas, porque solo son eso, fantasmas que se disipan cuando cargas contra ellos. Cuanto más peligrosos parecen, más es la satisfacción de haberlos espantado.

Vamos contra ellos, al combate…yo cabalgo junto a Ti, nada temas…

F.Muñoz

Al Final del Arco Iris

In De princesas y caballeros on 8 agosto, 2008 at 4:41

Mi amor no vive en mundos extraños y perdidos.
Vive cerca de mi corazón y mi patria son sus zapatos.
En su torre alta, las palomas construyen un nido de amor,
porque el Amor no entiende de especie, raza ni religión.
Libélulas azules pueblan sus sueños y hay unicornios que la velan.
Ella sueña con arco iris infinitos y corre detrás de ellos,
para desvelar la Pasión que la desborda.

Los sueños siempre habitan donde los colores se funden con el horizonte. Y aunque para el humano mortal parece inalcanzable, lo verdaderamente importante es correr detrás de ellos. Con Paciencia y con Amor todo se alcanza.

Mi amor ha cantado desde su torre
y ha puesto lucernas en las ventanas.
Pero a mi me gusta domar Dragones
y no podía reconocerla
hasta que hubiese acabado
con el más terrible de todos.

He andado en las tinieblas hasta que he cambiado mi armadura oscura por otra de radiante luz. Entonces he vislumbrado su Alma y he vuelto al sitio del que partí.

He surcado los mares pensando que Ella estaría al final de ese semicírculo ígneo, pero nunca se sabe donde nace y donde muere el Arco Iris…yo iba en sentido contrario.

Entre las nubes la he recordado sin conocerla. La Hermana Luna me hablaba de ella y de sus ojos, pero yo no sabía interpretar mis sueños. Veía unos ojos pardos y otros ojos menos pardos me confundían y retenían.

Hasta que no se ha secado la sangre de mi espada, no podía acercarme a Ti, porque el Amor no soporta la Guerra. Los Corazones en Tempestad primero han de saciarse para entregar lo que verdaderamente poseen.

Debajo de este árbol frondoso
decidí salir a buscarte
a sitios lejanos y maravillosos,
pensando que estarías muy lejos.
Pero hoy regreso al sitio de donde vine.
Detrás del olivo me esperabas,
tus ojos pardos confundidos con sus nudos…
y en tus labios, su rama

¿Podía acaso ser de otra manera?

 

Francisco Muñoz

Color Esperanza

In De princesas y caballeros on 7 agosto, 2008 at 0:10

A veces la Vida parece que se empeña en adelantarnos con pasos agigantados, como pretendiendo darnos esquinazo. Corremos y corremos y no encontramos nuestro lugar. Nos sentimos tristes, abandonados. Aunque sea el día radiante, llueve en nuestro corazón. Todo aquello en lo que creíamos ha dejado de tener sentido.

Tú, amiga mía, estás hoy así…..lloras porque perdiste el sol y no te das cuenta de que las lágrimas te impiden ver la luz de las estrellas. Te sientes abandonada, triste, impotente. Decepcionada porque besaste un príncipe y otra vez se convirtió en rana. Todos los príncipes acaban croando y no lo entiendes. Vas de fracaso en fracaso sintiendo que nadie te entiende. ¿Cómo es posible que nadie perciba la luz que custodias en tu interior?

Una vez fuiste amada, no lo olvides. Ese fuego prendió dentro de ti y tú lo has mantenido vivo. Hay brasas que te consumen con un calor eterno que ni la más recia de las lluvias puede apagar. Es ahí, donde has de beber, donde has de encontrar la fuerza necesaria para seguir navegando. Escucha las voces a tu alrededor…hay cientos que necesitan que los alumbres para seguir el camino. Hay miles que te han de alumbrar cuando te parezca que ya no hay salida.

Te empeñas en poner tus esfuerzos en lo pasajero. Te sorprendes porque lo temporal no permanezca, porque las pasiones se apagan y dejan un sabor amargo y, querida niña…eso es la sal de la vida. Aceptar que te puedes caer cuando la montas, levantarte siempre, sin resentimientos, sin más dolor que el justo. Ese es el bagaje que te hace cada vez más valiosa. Es la pátina de las circunstancias lo que verdaderamente saca el color que te identifica plenamente.

No llores más de lo necesario. No te recrees en lo negativo. Ese es un paisaje que hay que mirar, pero no lo contemples extasiada. No te pares ahí, sigue navegando.

De todas las experiencias hay que sacar conclusiones. Bucea en tu corazón, mira que es lo que quizá tienes que cambiar. Hazte un barquito con los restos de tu naufragio y navega. Confiada, segura, hacia ese horizonte maravilloso que vislumbras en la distancia. No guardes rencor…las amazonas de luz no os podéis permitir ese capricho.

Tú eres la Custodia del Secreto, de la Luz Universal, la Portadora del Amor, la Paz y la Esperanza…y jamás, jamás estás sola. Hay miles de personas que te necesitan y que te quieren, para ellos nada de lo tuyo es indiferente….

Yo soy uno de ellos. Adelante a navegar… ¿Oyes el viento? Está hinchando tus velas… ¡vamos, vamos! ¡NAVEGA!

F. Muñoz

No Vale la Pena

In De princesas y caballeros on 6 agosto, 2008 at 7:54

No vale la pena, que te quedes sentada esperando a que tu Suerte cambie. La Suerte solo se alía con los valientes, levántate y cámbiala por ti misma.

La Providencia está deseando ayudarte Pero primero, querida niña, demuestra que lo mereces. Armate del valor que siempre has tenido ¿acaso no te acuerdas?

No vale la pena que eches de menos los labios que se fueron. Hay otros labios que guardan mil besos y que te están esperando. Hay otros labios que han de contarte historias y confidencias a la Luz de La Luna. Otros ojos han de ser también verdes para ti y con ellos la ciudad te envidiará. No pierdas el tiempo bebiendo de aquellos que no lo merecen.

No vale la pena que pienses que el Mundo no tiene remedio. Cambia tu mundo para que el Mundo cambie. Tu ejemplo ha de servir. Llénate de amor y repártelo. Hay gente que necesita de Ti para encender sus candiles y aliviar sus tinieblas. Levanta a los que están sentados, dales ánimo y confórtales. Tú eres una amazona de Luz y las amazonas de Luz no se apagan nunca. En su pecho se guarda la llama eterna de la esperanza. Esa llama se te entregó sabiendo que nunca se apagaría… ¿o te crees que este Don lo custodia cualquiera?

Tú eres Especial…y lo sabes. No hay nadie en el Universo como Tú. Tienes el Poder de hacer que cada mañana todo sea Nuevo. Deshazte de ese vestido viejo y triste con que hasta ahora te has mostrado. La armadura brillante que mereces te espera. Vistela porque con ella Nada te puede dañar.

Si una puerta se cierra, ciento se Abren. Busca la tuya y si no la encuentras, sal por la ventana.

Si las ventanas no se abren…Pintalas, porque lo que desees puedes conseguirlo, solo tienes que Quererlo.

Yo confío en ti…no tengas miedo.

Junto al arcoiris, en el estanque de las libélulas azules te estoy esperando…

Francisco Muñoz

De Princesas y Dragones

In De princesas y caballeros on 4 agosto, 2008 at 15:26

Tu eres una Princesa, no lo dudes nunca.

No vives en una torre inalcanzable pero tu corazón se custodia en una fortaleza inmensa que solo el caballero del Grial ha de rendir.

Aunque eres una dama de Luz, a veces te sumes en las tinieblas porque crees que tu caballero ha perdido el camino hacia ti, pero no desesperes, todo lo perdido será hallado en el momento adecuado…ten paciencia

Buscando a tu caballero, personajes de oscura armadura se han cruzado en tu camino, pero esto te ha servido para diferenciar entre lo que quieres y lo que no deseas poner en tu vida.

Hay dragones que te custodian pero esto no supone un obstáculo para que tu caballero de luz te libere. El tiene una espada para acabar con ellos.

A través de las rejas de tu alma has cantado esperando que El te oyera. Has encendido luces en lo alto para mostrarle el camino…pero el estaba inmerso en batallas fabulosas, buscando tesoros escondidos y distraído con otras princesas que no eran la suya…pero el momento llega ten Fe.

En el mundo de las princesas hay prados azules, cielos turquesa y ríos esmeralda. Las noches están llenas de estrellas que parpadean cuando ella esta triste. También se llenan de confidencias, besos e historias fantásticas porque en el mundo de las princesas todo es posible y no existen las leyes que atan a las personas normales

Tu eres una princesa, no lo olvides. No dejes de soñar nunca y no aceptes ser tratada de otra manera.

Francisco Muñoz