Francisco

Archive for the ‘Mis viajes’ Category

Estambul y la Luz Dorada

In Mis viajes on 19 marzo, 2009 at 11:16

El sol se hunde en el espejo verde azulado del Bósforo. Le cuesta despedirse, como al amante que nunca se cansa de admirar a su amada. Con sus últimos rayos dorados abraza a la ciudad y la envuelve de una atmósfera mágica, mientras promete regresar para seguir amandole al día siguiente. Probablemente guarda el anhelo y la esperanza de comprobar que Estambul es eterna, pues siempre renace de las cenizas de la historia.

A la derecha el Mármara ríela en la tranquilidad de este atardecer único, mandando mensajes en las olas que mueren al borde de las ancianas murallas y que parecen dormirse arrulladas por el ruido del mar. El Cuerno de oro al caer la tarde es un hervidero de vida y bullicio, poblado por cientos de embarcaciones que transportan a miles de personas a la ribera oriental de Estambul. La noche empieza a engalanar la ciudad y la dispone para la llegada de la señora luna.

Me encuentro en la orilla occidental del Bósforo. A escasos metros termina Europa y empieza Asia. Este es el punto de encuentro entre dos mundos que pugnan por conocerse. También por comprenderse, mientras esperan eliminar las fronteras ficticias que los hombres en su incomprensión levantan para poner bordes a lo intangible. El miedo es, en realidad, la única frontera real.

De pronto el atardecer plateado se convierte en una luminosidad roja y vuelvo a recordarte hace un millón de años. Con tu pelo incendiado de cometas, agarrados de la mano en la Torre de Pera. Tus ojos parecían un remolino vertiginoso al cual era imposible, si quiera, asomarse. Otra vez el destino quiere regalarme un atardecer rojo…

Hay cientos de pescadores colgados del puente de Gálata. Sus cañas danzan risueñas al relente de este atardecer magnífico. Los perfiles orgullosos de las mezquitas se recortan en este crepúsculo púrpura. De sus minaretes nace una llamada melancólica y a la vez armoniosa, es el ultimo rezo del día. El muecín se encarga de recordarles a los creyentes que antes de finalizar la jornada hay que dar gracias al Creador….siempre y a pesar de todo, tenemos que darte gracias Dios mío.

Me recojo en la Mezquita nueva al pie del Bazar Egipcio y me uno a ellos para dar gracias al Creador del Universo. No estamos tan distantes musulmanes y cristianos aunque pueda parecer lo contrario. Hace poco el Papa estuvo también rezando aquí en la Mezquita Azul, este hecho, según mi amigos turcos, le ha granjeado amistades entre la comunidad musulmana y ha acercado posiciones, También ha habido una aproximación a la Iglesia ortodoxa. Pudiera ser verdad que el sueño de ver a las dos Iglesias separadas desde hace un milenio estuviese próximo.

¡Ojalá Dios Mío que esto sea verdad! Que acabe la disensión entre los cristianos. Que todas las razas y religiones del mundo podamos vivir en paz y con respeto. Que acaben las guerras de religión. En el nombre del Padre no se puede alzar la espada. El Amor nada tiene que ver con el odio.

Si ahora es tan bellísima esta ciudad, que maravillosa tuvo que ser en tiempos del imperio bizantino cuando aún se llamaba Constantinopla. Las murallas eran una de las maravillas de la antigüedad. Las más enormes y solidas…pero como todas los muros, mentales o físicos que los hombres creamos, estaban destinadas a caer. Hoy son solamente un recuerdo pétreo erigido a la vanidad y soberbia humana, decrépitos y ruinosos. Nada queda ya de los valerosos caballeros que dieron su vida sobre estas almenas. Ellos y sus enemigos, son polvo que titila en el aire, su sangre alimenta las amapolas que ingenuas crecen entre las oquedades antiguas.

Aún a sabiendas de que es un homenaje a la vanidad, las he vuelto a recorrer. Conozco perfectamente cada hecho de armas ocurrido sobre estos muros durante el asedio turco de 1453. Se donde se produjeron los combates mas fieros, puedo distinguir las huellas del fuego griego lanzado desde estos farallones inmensos. Se también el sitio donde se vio por ultima vez con vida al emperador Constantino, cargando contra los otomanos cuando ya todo estaba perdido, acompañado en esta carga desesperada por un guerrero español llamado también Francisco, como yo. Dónde cayeron y qué fue de sus cuerpos nadie lo sabe. Con ellos desaparecía el Imperio Romano de Oriente y esta derrota marca históricamente el fin de la Edad Media.

Al pie de las murallas está la Iglesia Bizantina de Cora. Si queréis saber lo maravillosos que pueden ser unos mosaicos de hace mil quinientos años, no os podéis perder su visita. Es un Evangelio hermoso que narra en la piedra, la vida de Nuestra Señora la Virgen María y de Cristo. Habla también de Juicios e Infiernos…pero sobre todo, habla de amor. Después de la toma de la ciudad por los turcos, la iglesia, como todas las demás, fue convertida en mezquita. Los árabes cubrieron los mosaicos con yeso y precisamente esto, ha sido lo que los ha preservado hasta nuestros días…la Providencia, suele escribir con reglones torcidos.

He vuelto también la Iglesia de Hagia Sofía, la mas grande que existía en la cristiandad de aquellos tiempos. Fue convertida en Mezquita por Mehmet II el Conquistador de Constantinopla, aunque hoy en día es un museo. Constantinopla dejó de llamarse así desde ese momento y pasó a ser conocida como Estambul.

He recreado en mi imaginación la última Santa Misa oficiada aquí la noche de la caída de la ciudad. No se hizo distinción de ritos entre ortodoxos o católicos. Comulgaron del mismo pan y el emperador se despidió con besos y lagrimas de los caballeros aquí reunidos. Luego partieron a la defensa de la muralla…al día siguiente todos habían muerto, pero la leyenda nacía.

Esta ciudad cuna de civilizaciones, es para mi, la mas romántica del mundo. Si estás enamorado, has de viajar a este paraíso. Cenar con estos atardeceres rojos al borde del cuerno de Oro, con la Torre de Gálata al fondo y una cortina de estrellas fugaces incendiando el cielo, es una experiencia inolvidable y que recomiendo a todo el mundo.

 

Francisco Muñoz

Estambul 2009

Anuncios

Corfú

In Mis viajes on 25 noviembre, 2008 at 23:12

Hoy estoy aquí

 

La isla de Corfú con un área de 593 km² es la mayor -y de las mayores, la más septentrional- de las Islas Jónicas también conocidas como Heptonesos o Heptanísia (Siete Islas), encontrándose en el mar jónico, muy próxima al Epiro en la costa continental, de cuya parte albanesa le separan sólo los 2 km del Vório Stenó Kérkyras (Estrecho Norte de Kérkyra). La longitud de la isla es de 85 km, con un ancho promedio de 18 km. Su relieve es muy accidentado, si bien pueden distinguirse dos zonas: la septentrional, mucho más abrupta, donde se encuentra la máxima cumbre: el Óros Pandokrátôras (Monte Pantocrátor) con 966 m de altitud. La zona meridional es considerablemente menos accidentada poseyendo algunas pequeñas llanuras.

El nomós o prefectura de Corfú tiene una extensión de 641 km² y está constituido por la isla de Corfú, la cual contiene 12 de las 16 municipalidades (dimoí) así como por otras islas menores: Paxoí y Antípaxoi al sur, Mathráki y Erikoúsa al norte y varios islotes.

Torre de la iglesia de San Espiridón, patrón de la isla

La ciudad de Corfú, capital de la prefectura, se encuentra aproximadamente en el centro de la costa oriental de la isla. Aunque los griegos de Corinto colonizaran la isla hace más de 2500 años, y pese a haber estado poblada principalmente por griegos desde entonces, su arquitectura tiene muchas similitudes con la propia de las poblaciones portuarias italiana, señal esto de su largo periodo de pertenencia a la República de Venecia

Historia

Mitología

Su nombre griego, Kérkyra, está relacionado con dos poderosos símbolos relacionados con el agua: Poseidón, dios del mar y Asopo, un importante río de la Grecia continental. Según el mito, Poseidón se enamoró de la bella ninfa Córcira, hija de Asopo y de Metope, una ninfa de río. Así pues, la raptó, según era costumbre entre los dioses en los mitos de la época (el mismo Zeus actuó así más de una vez). Poseidón la llevó a la isla, que hasta el momento no había tenido nombre, y, en un arrebato de felicidad, le ofreció su nombre al lugar: Kókyra’, que acabó evolucionando a Kérkyra (en dórico). Juntos, tuvieron un niño al que llamaron Faiax, del cual descendieron los feacios (en griego faiakioi).

Por lo anterior, también se la relaciona con la Euskeria o isla de los feacios, mencionada en la Odisea ya que acogieron a Ulises en su regreso a Ítaca.

Otros nombres que se le han dado, sobre todo en literatura, son: Drepanë o Arpi, Markris, Cassopaea, Argos, Gorgo y Górgyra.

Época clásica

Hacia el 734 a. C. los corintios colonizaron la isla. En el 435 a. C. la pugna con la metrópoli significó la alianza de Corfú con Atenas, aunque durante la guerra entre Esparta y Atenas, dada su situación geográfica, se mantuvo neutral y hegemonizada por los espartanos.

Tras haber estado bajo el influjo del Imperio de Alejandro Magno y los reinos del Epiro -principalmente el de Pirro-, en el 229 a. C. fue incorporada al dominio de la potencia romana. De este modo pasó a ser luego parte del Imperio Romano de Oriente que devino durante el medievo en el Imperio Bizantino.

De la Edad Media al siglo XIX

Así durante gran parte de la Edad Media el poder sobre la isla fue ejercido por el Imperio Bizantino, aunque con alternancias ya que cambió de manos en diversas ocasiones, siendo posesión de los árabes en el siglo VII, y luego de los normandos establecidos en Sicilia a partir de las campañas de Roberto Guiscardo en el siglo IX, si bien el basileos o emperador bizantino Manuel Comneno logró recuperar la isla en 1149 gracias a la flota que comandaba Stephanos Kontestepahnos que murió en la batalla. En el siglo XII comenzó el influjo de Venecia y en el XIII Teodoro Angelos Dukas Comneno se anexó el archipiélago como parte del Despotado de Épiro en lo real independiente del Imperio Bizantino.

Corfú en 1488

En 1259 la isla cayó en poder de Carlos de Anjou. Durante el siglo XIII el territorio estuvo bajo la órbita de los angevinos instalados en Nápoles y Sicilia hasta las llamadas vísperas sicilianas. Los bizantinos intentaron nuevamente recobrar este estratégico territorio. Sin embargo en la isla se reforzó el poder veneciano. De este modo la república de Venecia logró ejercer su dominio hasta 1797 pese a los continuos asedios por parte de los turcos otomanos. En el citado año de 1797 por el tratado de Campoformio Corfú pasó al dominio de Francia regida por Napoleón I. Sin embargo, los ingleses expulsaron a las tropas francesas, y así, en 1815 durante el Congreso de Viena, Corfú, al igual que el resto de las islas jónicas quedó bajo el dominio de Inglaterra.

Debido a la fuerte oposición de los griegos a la presencia del poder inglés, las islas fueron devueltas a Grecia en 1864.

En 1916 dada la inicial neutralidad griega en la I GM Corfú fue ocupada por tropas francesas y transformada en lugar de refugio para las tropas serbias y montenegrinas. Por este hecho es que en 1917 la ciudad fue sede de la Declaración de Corfú en la cual se proclamaba la creación del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos que luego pasó a ser Yugoslavia. La soberanía griega sobre las islas se recuperó al concluir la I GM, en 1918.

Siglos XX y XXI
En 1923 Mussolini hizo bombardear Kérkyra e intentó hacer ocupar las Islas Jónicas, ya que las consideraba parte de Italia. Tal ocupación fue, sin embargo, fácilmente rechazada.

Durante la II GM, a fines de 1939 el archipiélago -como toda Grecia-, tras una denodada resistencia, cayó bajo la ocupación de Italia y Alemania, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial las tropas alemanas realizaron en esta zona masacres masivas (cabe destacar las de Cefalonia) de soldados italianos al saberse la rendición italiana ante los Aliados. En 1944 las fuerzas griegas con apoyo logístico de los demás Aliados lograron liberar la isla de Corfú junto con otras islas y archipiélagos griegos.

Inmediatamente tras la Segunda Guerra Mundial, la isla, de gran importancia estratégica, fue teatro de combates y escaramuzas entre las fuerzas griegas comunistas y anticomunistas, de modo que durante el periódo 19451949 la isla fue una pieza del glacis para contener al Pacto de Varsovia. Esto significó una muy lenta recuperación económica durante este periodo y las décadas consiguentes. Ya después de 1974, al instaurarse y consolidarse un estado republicano y democrático en Grecia y encontrarse pacificado el estado griego se comenzó a hacer notoria una acelerada prosperidad económica basada principalmente en el turismo.

Neo Frúrio (Fortaleza Nueva) desde el Palió Frúrio (Fortaleza Vieja)

El 24 de junio de 1994 se firmó en la isla el llamado Tratado de Corfú, el cual significó la cuarta ampliación de la Unión Europea. En 2007, el casco antiguo de la ciudad fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, según recomendación de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Lugares, en inglés International Council on Monuments and Sites). [1] [2] [3]

(Tomado de Wikipedia)

Francesco de Assisi…el enamorado de la Hermana Pobreza

In Mis viajes on 7 septiembre, 2008 at 12:58

 

"Asís Italia. Agosto del 2008

Hay una campo verde, magnífico e inmenso que rodea esta pétrea ciudad. El cielo es límpido y azul, y lo ilumina todo el poder del Hermano Sol. Las mieses están en plenitud y millones de espigas pugnan por alcanzarle, orgullosas y doradas en el cenit de su belleza, como intentando convencerle para que baje y las ame sobre esta alfombra de oro infinito. Cientos de árboles antiguos y bellos, proporcionan la sombra necesaria para que pueda refrescar esta sensación extraordinaria que disfruto desde la Iglesia de San Damián. Con esta visión embriagadora, San Francisco compuso  aquí mismo, el canto más hermoso que nadie haya podido escribir. Un canto de Amor a la Naturaleza y de Amor al Hombre. Y de eso va toda esta historia. Del AMOR que lo mueve todo . De la extraordinaria Providencia que tocó el alma de un hombre pequeñito en cuerpo, pero extraordinario en Espíritu. Un Alma embargada de Amor hacia todo y por el Todo. Alguien que muriendo al Mundo y sus engaños, fue capaz de dar vida en abundancia. Fue capaz de prender candiles en las tinieblas más cerradas e iluminar las cavernas más terribles. Su ejemplo, revolucionó la sociedad del medioevo y hoy en día, el calor de su espíritu, sigue enamorando a miles de almas, que deciden también dejarlo todo y dedicarse al que sufre, al hermano herido, al doliente y olvidado. Son ejemplo vivo de lo que un buen cristiano debería ser….alegría y paz para el mundo. Ejemplo vivo del Amor del Cristo que clavado en una cruz de Amor, redime al Mundo y le da una nueva oportunidad.

Esta es la historia de mi amigo Francisco, el enamorado de la Hermana Pobreza, el amigo del Hermano Lobo….

1202. El Caballero Francisco, marcha a la guerra, deseando cubrirse de gloria y honor. Pero quiso la Providencia derribarle de ese caballo y someterlo a prisión. El jovencito Francisco, es hecho preso por sus enemigos y sometido a toda clase de humillaciones. Regresa a Asís contrito y con la armadura destrozada…no solo la de acero, sino también la de su espíritu. Se da cuenta de que las fiestas y la vida galante dejan poco a poco de interesarle y empiezan a hacerse visibles a su alrededor, los sufrientes. La Hermana pobreza, encarnada en las manos de los miserables que no tienen donde caer muertos. La belleza de esta hermana no deseada, se le empieza a hacer cada vez más irresistible y decide abandonar la vida regalada junto a sus padres, para dedicarse a la oración y el recogimiento.

En San Damián, un cristo clavado en una cruz de madera le habla: "Francisco, restaura mi iglesia". Le ordena. Y él piensa que se refiere a que reconstruya aquella Iglesia que estaba en ruinas, pero la Iglesia a la que se refería era otra….

La Pobreza en la que viven los leprosos de Asís, le conmueve. Se dedica a curarlos y regalarles amor. También se dedica a dilapidar lo que no es suyo. Regala los bienes de su padre, un rico comerciante, a los pobres y este decide, encerrarlo y ponerle bajo la custodia de su madre. Su padre pensaba que su hijo estaba loco y que quizá así recuperase el juicio. Pero no se puede pretender que una madre sea carcelera del retoño de su vientre. Doña Pica le deja muy pronto en libertad.

Después de eso Francisco renunciaría ante toda la ciudad a cualquier posesión de su padre. Entregándole incluso las ropas que vestía, se quedó desnudo en frente de todos, ante las puertas de la Catedral. El Obispo, conmocionado por el ejemplo que había dado, de completa renuncia a las ilusiones del mundo, le cubre con un saco…este sería el germen del primer hábito franciscano, una arpillera basta y sencilla, como sencilla era la persona que la llevaba.

Poco a poco el espíritu del enamorado prende en la juventud de Asís, y una revolución se produce en la ciudad. Los jóvenes abandonan sus casas y posesiones, para ir a vivir con Francisco en el campo, cuidando de los leprosos y mendigando. Muy pronto se les une la joven Clara, que luego fundaría las Clarisas.

Con doce de sus amigos, Francisco viaja a Roma para ver al Papa y pedirle permiso para fundar la orden franciscana. El Papa había tenido un sueño, en el que la basílica de San Juan de Letrán, que por aquel entonces era la sede papal, se desmoronaba. Un hombre vestido con un saco, aparece de pronto, y apoya con su espalda las columnas, evitando que el edificio se caiga. Sobre él, descansa la Iglesia y no se hunde. El Papa reconoce en ese extraño hombre, a Francisco cuando se postra ante él. Inmediatamente accede a su petición y da el visto bueno a la Regla Franciscana.

Después de esto, miles de personas de todo el mundo empezaron a unirse a la recién creada Orden. Luego llegarían los estigmas. Francisco sufrió la visita de un extraño ser que le marca en su cuerpo con las señales de la pasión del Cristo. Estas heridas le acompañarían durante toda su vida.

Francisco viajaría con los cruzados a Egipto, donde consiguió del Sultán, el privilegio de que fuesen los franciscanos los guardianes de los Santos Lugares…casi 1000 años después, los franciscanos siguen custodiando en Tierra Santa, todos los santuarios que tienen que ver con la Vida del Cristo.

Le llegó la hora de reunirse con la Hermana No Amada…la Muerte, en Asís. Pidió que le pusieran desnudo sobre la Tierra, para poder irse, de la misma manera que llegó al mundo…sin nada.

Antes de morir, pidió que le enterraran en el sitio en el que en Asís ejecutaban a los criminales.

Francisco había acabado su existencia en la carne, había recibido el beso definitivo y último de su esposa Hermana Pobreza, que le esperaba bajo el gran arco de la aurora, pero su sangre y su sombra llegaban ya a los confines del mundo. Había abierto caminos de Amor para que otros enamorados pudieran recorrerlos. Había convertido las tinieblas en luces y los desiertos en manantiales, recogiendo los dolores del mundo y convirtiendo el sufrimiento en Esperanza. Cubrió la Tierra de piedad y transformó las tumbas en cunas. Su muerte fue una fiesta y su vida un parto. Vivió acunado por los vientos y con las montañas como almohada….este era mi Francisco.

Y aquí estoy… ese lugar terrible se convirtió por Amor en un lugar mágico y bello. Una construcción hermosísima se levanta ante mi, en uno de los extremos de esta ciudad antigua y luminosa que se llama Asís. En su interior, en lo más profundo de la cripta, enclaustrado en un pilar, sosteniendo la Iglesia, se encuentra la sepultura de Francisco. Hay cientos de personas en el piso intermedio de esta catedral, pero no se oye más ruido que el que hacen los pies al avanzar. Un profundo respeto embarga a todo el mundo. Francisco, es el Santo de Todos, por todos es querido y respetado.

Lentamente desciendo las escaleras que bajan hasta el omphalos sacro. La Cripta es un sitio frío y húmedo y los visitantes giran alrededor del pilar mudo que enseñorea las tinieblas. El está allí, sosteniendo la Iglesia, incrustado en esa columna maestra que soporta el peso de las dos iglesias que hay encima. Dos altares se alzan directamente sobre los restos de Francisco, como queriendo impregnarse de la santidad y amor que todavía emanan de sus despojos mortales.

De repente me siento muy pequeñito, y con dificultad controlo un extraño temblor que me invade desde el mismo momento en que he entrado en la basílica. No se que me pasa. Me arrodillo a los pies de la columna mistérica y me agarro a la verja que la proteja. El interior está lleno de fotos que la gente ha ido dejando allí, como ex votos por favores recibidos o simplemente como peticiones hechas al Santo para algún familiar enfermo o desaparecido. El túmulo pétreo tiene un efecto hipnótico sobre mi, siento la necesidad de apoyar mi frente sobre la fría piedra y nada más hacerlo siento que esa piedra húmeda, irradia un calor balsámico que inunda mi alma. ¡Por fin, estoy aquí! ¡Gracias, Dios Mío, por haberme permitido llegar! ¡Que pequeñito soy, ante este Hombre Inmenso! Todo lo has hecho por Amor y con Fe ciega en la providencia.

Empiezo a darme cuenta de que no voy a ser capaz de dominar mi emoción y me levanto para buscar un sitio más íntimo. En la penumbra, junto a una clarisa, encuentro un sitio en el que poder arrodillarme. Recuerdo a aquella chica que en el Santo Sepulcro de Jerusalén, se sentó en las tinieblas conmigo y sollozaba profundamente. En aquel momento, al oirla llorar pensé que una tristeza muy grande la dominaba, pero al observar que yo mismo, aquí y ahora, tengo los ojos arrasados en lágrimas, comprendo que se puede también llorar de alegría, se puede llorar por que se sienta un inmenso Amor y Agradecimiento. !Que sorprendente y contradictorio es el Ser Humano!

Embargado por la más inmensa de las alegrías. Trastocado por un mar de lágrimas que me sacude y posee, me hundo en una oración profunda que me eleva y me llena de una paz arrebatadora y ardiente. Me siento trascender y ser Uno con el Todo, dejando atrás todo lo fatuo e ilusorio que mis sentidos me ofrecen. No soy más yo mismo, sino que pertenezco a la Unión de todos los que como yo, en aquel mismo momento, en múltiples lugares, son tocados por el Amor Divino y por un instante eterno, vislumbran lo que hay detrás del Velo.

Hermano Francisco,
lléname de tu Amor, dame un poquito solamente
de ese ascua perpetua que te consumía sin devorarte.
Hazme comprender que la flor más sencilla del campo,
el viento, la luna, el sol…todo se ha creado por AMOR.
Que este Amor me sacie
hasta lo más profundo de mis entrañas,
y lo devuelva cuadruplicado.
Que sienta que por Amor se mueve el Mundo,
y que los Contrarios
son caras distintas de la misma moneda.
Que comprendiendo esto,
el rencor no anide nunca en mi corazón.
Derrota mi orgullo, mi soberbia y mi vanidad
y hazme un instrumento de tu Amor,
para que amando como tú hiciste,
pueda algún día
despertar a la Vida Eterna.

Desciendo de las alturas y vuelvo a sentirme preso de mi carne. Siento un agotamiento extremo como si hubiesen caido sobre mi, un millón de años, como si la Vida se me hiciera de repente muy pesada.

Al salir al Claustro se desata un temporal terrible y la lluvia cae con obstinación y fuerza inaudita. El repicar de las gotas produce una melodía subyugante. El Agua cae de lo más alto y se funde con la tierra. En un rito de fecundidad eterno y universal. Así me he sentido yo hace un momento, cuando mi Alma ha volado libre y de pronto se ha vuelto a ver presa en la Tierra.

El Cielo está llorando, pero no son lágrimas de tristeza. El Cielo llora porque hubo una vez un Francisco enamorado del Amor, que quiso convertir los páramos en vergeles y las tumbas en cunas. Porque este Mundo necesita otro Francisco para poder seguir girando. Porque el Hermano Sol, la Hermana Luna, el lobo y los pájaros, le echan de menos. Porque necesitamos sentir la ilusión de ser Amados y de Amar a cualquier precio.

El cielo está llorando….pero llora por AMOR.

Francisco Muñoz

 

Cruzados Españoles en Tierra Santa

In Mis viajes on 16 junio, 2008 at 23:45

Y no pasaba día que no saliera de las murallas de Acre un cruzado de España que llamaban el Caballero de las Dos Espadas y que traía las armas verdes. Cuando comparecía en el campo de batalla las huestes de Saladino se turbaban de temor

De la Cronica Latina, siglo XII

 

El Principe bizantino Constantino Colomán le dijo a Amegdelis: "¿Sabes quiénes son aquellos guerreros cristianos? Nunca vi otros semejantes en valentía". Dijole Amegdelis: "Son caballeros del tiempo viejo que han guerreado en Hispania al servicio de su rey y de la Cruz"

La historia perfecta, de Ibn al Athir, 1160-1233

 

Para combatir al infiel en Palestina, el conde de Sarria, don Rodrigo Alvarez, fundo en 1173 la Orden Militar de Monte Gaudio. Sibila, hermana del rey Balduino IV de Jerusalen (el de la película "El Reino de los Cielos") le concedió fortalezas en Ascalon y Jaffa.

Crónica de Alfonso VII, siglo XII

 

Jerusalén en mi alma

In Mis viajes on 24 mayo, 2008 at 10:54

Hoy salgo para Jerusalén.

Estoy en el Hotel Sheraton en Tel Aviv. Este lujoso edificio, situado estratégicamente al borde del mar, esta construido sobre lo que en el año 48 fue el cuartel general de la Haganah, el ejercito israelí, y la casa personal del padre de la patria Sionista, David Ben Gurion.

Abajo en recepción me espera Zion, mi conductor habitual para llevarme hasta mi residencia en Jerusalén, “Notre Dame”. Un hotel digamos “de lujo” para peregrinos católicos. Para mi es imprescindible quedarme allí ya que es el único sitio en el que tengo acceso a Internet y está en la Ciudad Vieja.

Son solo 75 kms. desde Tel Aviv hasta Jerusalén, pero es imposible hacerlo en menos de una hora. Se sube desde el nivel del mar hasta los más de 700 mts. en los que se alza la Ciudad Santa, por una carretera serpenteante, cubierta a ambos lados de árboles que en la mayoría de los casos no son de la zona, fueron replantados después de la guerra.

Por eso se dice en la Biblia “Subir a Jerusalén”, porque está entre montañas, con el Mar Muerto a la espalda y el desierto de Judea como guardián del misterio que se encierra entre estos muros milenarios.

La subida ya tiene algo de iniciático. La carretera está adornada por los esqueletos de tanques y aviones que los sionistas han querido dejar como recuerdo de su lucha por algo más que la independencia, la lucha por su propia supervivencia. La Tierra es de aquel que sabe mantenerla y ellos, han sabido protegerla. Regándola copiosamente con lágrimas y sangre.

En el 48, instalados aquí sin ningún derecho, fueron invadidos por cinco ejércitos árabes por todas y cada una de sus fronteras. El objetivo árabe era echar a los judíos al mar, acabar con ellos para siempre. Y sin embargo, contra todo pronóstico resistieron y terminaron venciendo.

Puedo no comulgar en absoluto con sus ideas, pero me descubro ante el valor, y ellos lo han derrochado en exceso.

El mismo hotel en que me encuentro en Jerusalén “Notre Dame” fue un sitio fuerte de la Haganah y en el se libraron violentos combates. Este antiguo convento, fue prácticamente destruido durante la guerra de la independencia israelí. En las habitaciones en las que descanso han muerto muchos hombres valientes, defendiendo sus paredes y en ellas, sus ideales. Estoy seguro de que sus espíritus reposan entre estos muros.

Somos polvo, nada más, pero podemos ser capaces de hacer que nuestras hazañas resuenen en la Eternidad.

Me encuentro mal. Mi brazo está terriblemente lacerado. Tiene un color horrible que me llega desde el bíceps hasta la muñeca y el dolor no me deja dormir. Esta semana debo haber dormido solamente cuatro horas y me encuentro muy cansado. Esta lesión, es el resultado del “accidente” que sufrí en mi donación de médula. A punto he estado de tirar la toalla y volverme inmediatamente a Madrid para que me lo viesen en algún hospital, pero tenía que cumplir la promesa hecha a Virginia y Pedro. Tenía que encender unas velas por ellos en el Santo Sepulcro. Así que me he armado de valor, o quizá de inconsciencia y he tirado para adelante. Si de verdad creo en la Providencia ¿no voy a pensar que estoy en sus manos?

Por fin, llego al Santo Sepulcro.

¡Señor, como ha cambiado esto! Hay miles de turistas intentando entrar. Una turista despistada, sentada en las escaleras del pórtico, esta enseñando sus intimidades a los miles de transeúntes que pugnan por colarse en el Sepulcro….Empezamos bien.

Dentro es todavía peor. Hace muchísimo calor y yo llevo una cazadora porque no quiero llamar la atención sobre mi brazo. Alrededor de la Anastásis (La Tumba) han tenido que poner unas vallas para que la gente guarde su turno y poder penetrar ordenadamente en la cueva.

Hay gritos, gente hablando por teléfono y muchas chicas jóvenes con las piernas demasiado largas o las faldas demasiado cortas. Esto, que por supuesto me encanta verlo en la playa, aquí me parece absolutamente fuera de lugar. Los sitios Santos, independientemente de la religión a la que pertenezcan, deben ser tratados con respeto. El extraño ha de acercarse a ellos con una actitud de modestia y recogimiento. Aunque no comparta la creencia. Jamás he visto esta clase de comportamientos en sitios musulmanes, judios o hindúes

Entre este pandemónium me resulta imposible reconocer el sitio al que yo he venido siempre para recogerme en oración. Sinceramente, esto parece un mercado o una vulgar exposición de carne y sudor.

Desde la cúpula del Santo Sepulcro, una telaraña gigantesca desciende meciéndose hasta el templete que recubre la cueva. Bien podría ser una metáfora del ambiente absurdo,y vacío de todo mensaje que se desarrolla ante mis ojos.

Despistado por allí, encuentro a un franciscano que me confiesa y me da la absolución en treinta segundos.

Decido subir al Gólgota para ver si puedo concéntrame.

El Gólgota es la colina donde crucificaron a Cristo. Está dentro de la Basílica que guarda tanto la tumba, como el lugar donde se encontró la Vera Cruz. Es difícil imaginárselo, porque toda esa montañita está cubierta de mármol, aunque en algunos lugares está protegida solo por cristal, para poder observar como es esa roca terrible.

Se asciende por una escalera semicircular que está hundida por el paso de los millones de personas que, a través de las centurias, han subido por ella.

Arriba, encuentro exactamente el mismo espectáculo de gente haciendo turismo, que abajo.

Busco un sitio oscuro y lo más apartado posible de la muchedumbre, para recogerme. A mi lado hay una monja que intenta hacer lo mismo.

“El que sabe es Silencioso, profundamente embargado por el Amor”

Solo en el Silencio nuestra Alma puede hablar con nosotros, contarnos lo que necesita. Es en las profundidades quietas, donde habita la iluminación. Es el alimento que el Espíritu necesita del Padre para su perfecta comunión. Resuena el silencio y se llena de armonías quietas y calladas que inundan la magnitud del tiempo. Es una alfombra de colores tranquilos que calidamente abraza nuestro interior, arropándonos con la tibieza de la quietud del Amor.

“El que no sabe es complicado”

No necesitas nada más. Quietud, silencio, oración, entrega, humildad y sencillez. Despojarte de todo para abrazar al TODO.

A escasos dos metros de mi, el Amor fue Crucificado. Clavado en una Cruz, humillado y escarnecido por las propias criaturas que El ha creado. Por Amor se vive y es el Desamor el que mata. ¡Que poco comprendo tu Sacrificio, Dios Mio! ¡Que poco dispuesto estoy a desclavarte de ese madero y ponerme en tu lugar! Aunque sea solo un ratito. Aunque sea solo para que descanses antes de volver a subirte y clavarte en el. El Sacrificio del Amor, el que Sufre en Silencio…..el Silencio. Y todo esto ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Es por mí? Yo, miserable ególatra que te escupo y te clavo mil veces, cuando niego a mis hermanos, cuando cierro los ojos ante la injusticia, ante el dolor, ante la pobreza, cuando me dejo dominar por la Carne ¿Es por este despojo humano por el que Tú Sufres en esa Cruz?

De pronto soy interrumpido por un ruso que decide sentarse a mi lado en la penumbra para hablar a voz en grito por teléfono. Levanto la cara y le lanzo una mirada asesina…para ver si se da por aludido y se marcha. Y entonces me doy cuenta: Hace unos segundos volaba y me sentía lleno de Amor y Armonía y en un instante he descendido y ya estoy juzgando a ese pobre botarate que no tiene sentido del lugar….

“Cuanto más se juzga menos se Ama”….pero ¿cuándo aprenderé?

Recojo unas velas en el altar de los ortodoxos y bajo de nuevo hasta el Sepulcro. En una de sus paredes más oscuras las apoyo, las enciendo y rezo por el alma de la buena de Virginia, también rezo por Pedro para que le iluminen en esta etapa tan oscura. Rezo también por los que están y por los que ya no están….y rezo por ti, donde quiera que estés.

Este Sepulcro está vacío….esto debería estar escrito en letras mayúsculas. Es el fundamento de mi FE. El Dios Humano ha Resucitado. Yo también puedo hacerlo porque comparto su completa humanidad y además tengo la chispa divina que me hace distinto del resto de lo Creado.

Este Sitio no debería ser lóbrego y sombrío. Debería estar lleno de luz y color. Aquí la hermana Muerte fue Vencida para siempre. Si El lo hizo yo también lo haré. Y este es el mensaje que el Cristiano debe lanzar al Mundo…un mensaje de Alegría. Alegría por encima del Dolor que produce la pérdida de la Vida.

Resucitaré y tendré un Cuerpo Glorioso como El lo tuvo. A los Amados solo los perdemos temporalmente. El Amor no muere, vive por Siempre.

Para ser sinceros Jerusalén es un sitio triste. Hay tanta sangre derramada en cada una de las piedras que forman esta milenaria urbe, que me imagino que todo esto ha cubierto de una pátina gris todo lo que me rodea.

Prefiero mil veces la Galilea verde y marítima. Allí puedo imaginarme al Cristo pescador, con sus amigos faenando en la Mar. Compartiendo la Cena a la luz de las estrellas que iluminan esas noches imperecederas. Ese es mi Cristo. Ese es mi Hermano y Amigo.

Aunque no olvido ni por un momento su sacrificio tremendo…y su triunfo.

Al Salir del Sepulcro me he marchado a la puerta de Jaffa. Allí a los pies de la Ciudadela de David (el Sitio en el que los Reyes Magos fueron a ver a Herodes), hay una tienda franciscana en la que suelo comprar música para el Alma y me surto de libros sobre arqueología e historia. El dependiente es amigo mío.

“¡¡¡¡¡¡Francesco!!!!!!” Una voz femenina me recibe gritando, al entrar en la tienda. Resulta que es una antigua conocida mía. Un bellezón palestino que trabajaba en Casa Nova y que ahora resulta que remplaza a mi amigo en la tienda. Su belleza se desborda por la camiseta tan ceñida que lleva. Una de dos, o hay mucha carne o poca tela.

Después de plantarme dos besazos que hacen girarse a todo el personal de la tienda, me lleva a un aparte y me asaetea a preguntas. Respondo con la mayor naturalidad, hasta que llegamos al meollo de la situación “¿Estás soltero Francesco?” me pregunta entornando los ojos…¡la madre del cordero!

“Pues si”, respondo con una voz que no me sale de la garganta. “¿Y tu familia, que tal? ¿Qué tal tu marido y tus hijas?”….Porque la última vez me dijo que estaba casada.

“Ay Francesco, tú sabes, estoy casada, pero me gustaría estar soltera”. Y esta vez me pone una mirada de Mata Hari a la vez que me agarra la mano.

Imagino un cuchillo árabe rebanándo mi masculinidad, porque los árabes son muy celosos y sanguíneos y esto me da el valor suficiente para, con cariño, quitarle la mano y responder:

“Bueno, tú ya sabes, los que estamos solteros queremos casarnos y los casados quieren estar solteros. Es normal. Y ahora me tengo que ir que se me está haciendo muy tarde”.

Y huyo cual comadreja, pero eso si, con mucha naturalidad, un poco empañada quizá, por el tropezón que sufro al salir, pero que afortunadamente no termina conmigo en el suelo.

Después de esta estratégica retirada, descubro con horror, que el libro que he comprado se ha quedado en el mostrador….tendré que regresar mañana y que Dios me pille confesado

Ahora me dirijo a Getsemaní, al mítico Huerto de los Olivos, para cenar con los frailes y saludar a mi amigo Rafael, el superior del Convento.

Bajo bordeando las murallas y estudiando las huellas dejadas por los distintos sitios sufridos por la Ciudad. Puedo descubrir en un lienzo restos del muro de Herodes, por tanto de tiempos de Cristo, sobre estos restos la muralla de tiempo de los Cruzados y por último la de Solimán el Magnífico.

Es viernes por la Noche, lo cual significa el principio del Sabbath y numerosos judíos ortodoxos se internan a través de la puerta de Jaffa y Damasco hacia las Sinagogas de la Ciudad Vieja.

De pronto al doblar la esquina de la muralla, aparece ante mí el Cedrón con Getsemaní al fondo. El Cedrón es un arrollo, ya desaparecido, que en tiempos de Cristo si tenía caudal y bordeaba la ciudad por su parte oriental. En sus cauces hoy huérfanas de agua, se agolpan miles de tumbas, judías y árabes. Es en este sitio en el que según la tradición se ha de celebrar el Juicio Final, así que los primeros en resucitar serán los enterrados aquí.

¿Pero no se han dado cuenta estos tontorrones de que Dios es ATEMPORAL? Está al Margen de toda medida del Tiempo.

Mi Dios es AMOR ¿por qué habría de querer juzgarme? Mi Dios es Padre y Madre a la vez y me ama sobre todas las cosas. Me Ama tanto que ha dado Su Vida por mi, para que yo tenga Vida y para que esta Vida sea Eterna.

Sufre cuando no lo quiero pero sabe que estoy destinado a Volver a El…para El no existe el Tiempo, por lo tanto probablemente ya estoy con El, aunque yo no lo sienta.

El Hermano Sol se está despidiendo al borde del firmamento. El Titán Rojo antes de desaparecer, le regala a Jerusalén un vestido de oro, que hace que las cúpulas de mezquitas e iglesias doradas, refulgan con un brillo inaudito y subyugante. Todo brilla en este atardecer magnífico, la muralla es profundamente blanca, de un blanco marmóreo y orgulloso, como si supiera de la importancia del tesoro que custodia en su interior.

Una cometa se mece sobre la Cúpula Áurea del Domo de la Roca. Allí mismo Abraham iba a sacrificar a Isaac. Allí Jacob vio una escalera que comunicaba el cielo y la Tierra. Desde allí Mahoma ascendió a los Cielos. Entre aquellas paredes Cristo predicó el Amor. En ese recinto se custodió el Arca de la Alianza.

A escasos metros está Al Aqsa, el Sitio del Nacimiento de la Orden de los Pobres Caballeros del Cristo…”Los Templarios”, tan ligados a mi y a mi Familia. Por cierto, fue un templario español el que tuvo que rendir Al Aqsa a Saladino, después del desastre de los cuernos de Hittin, donde los Cruzados perdieron Tierra Santa. Ya había españoles aquí hace 1000 años.

También eran de origen hispano los legionarios que crucificaron a Cristo…somos capaces de lo mejor y de lo peor.

¿Pero puede haber otro sitio con mayor historia en tan poco espacio?

Tan absorto estoy en esta belleza que tengo que correr para llegar a tiempo a la cena en El Huerto de los Olivos.

Mi amigo Rafael ya está muy mayor. Volvemos a hacer planes para irnos al Sinaí juntos y cenamos en el refectorio con los demás frailes.

A la salida, decido pasar un rato en oración en el Huerto, ahora que es de noche y ya no hay nadie.

Hay una decena de olivos milenarios que me rodean. Dos de ellos tienen más de dos mil años, por lo tanto bien pudieron estar aquí cuando el Cristo sufrió su Agonía. Pudo apoyarse en estos cuerpos nudosos y retorcidos, pudieron cobijarle con sus ramas cuando lloró y sudó sangre. Estos olivos parece que en verdad, cargasen con el peso del mundo, parece como si hubieran ya visto todo lo que se pueda ver.

Me recojo al borde del Pozo y Medito….

El tuvo miedo, pero lo superó. Sufría ya la Agonía de la Pasión, porque el Tiempo, no existe para EL, en aquel momento ya estaba crucificado…

Se retiró una noche, probablemente como esta que me rodea, a este Huerto, dejando a sus discípulos en la cueva que está a cincuenta metros.

Tanta Soledad sentía, que volvía a confortarse con sus amigos…y siempre les encontraba durmiendo. “Velad conmigo y Rezad” les decía…pero ellos no eran capaces. El Espíritu siempre está pronto, pero el Cuerpo la mayoría de las veces no responde. Somos Seres Elevados que tendemos a lo alto, pero como estos olivos que me rodean, tenemos raíces profundas que nos clavan a la Tierra. Es esta dualidad extraordinaria la que nos hace de verdad diferentes y es este dilema tremendo, hacer convivir Cuerpo y Espíritu, la verdadera Batalla del Ser Humano

El cielo nocturno está tachonado de luceros que envuelven todo de una luz plateada irreal, al fondo ladra un perro y se oye la llamada a la oración de los árabes.

Intento grabar esta imagen en mi mente para siempre. Para que si algún día me encuentro solo y triste, pueda volver con mi mente aquí, para dejar entre estos árboles mis temores y frustraciones. Para recordar que El también se sintió Solo y Abandonado. Para no olvidar que El también sufrió al sentir que su Amor no era Correspondido, pero que se levantó y cumplió con su Deber. Se entregó por Mí y yo no puedo fallarle….

Regreso andando a “Notre Dame”, disfrutando del paisaje mientras oigo música en mi Ipod.

“No vale la pena

vivir de recuerdos

Quedarse sentado

en la silla esperando

Que cambien los tiempos

Prefiero cambiarlos

Mirar adelante

y buscar un instante

Para abrir la puerta

Y salir a buscarte

Me estará esperando

Porque NUNCA ES TARDE

Pues claro que si querido Tontxu, te voy a hacer caso.

Francisco Muñoz

Escrito en Jerusalén el 23 de Mayo de 2008

Creta

In Mis viajes on 2 marzo, 2007 at 22:18

Creta…

“Joze Manué tirame una afoto aquí con los cacharros ezos de fondo”

No puede ser, estoy en el palacio del Rey Minos en Knossos, la antigua capital minoica de Creta y a mi espalda oigo hablar español con marcado acento andaluz.

Anoche mientras cenaba en el puerto veneciano a los pies de la fortaleza, mi amigo Aris me dijo que oía hablar español en el restaurante. Al prestar atención me di cuenta de que efectivamente había españoles a nuestro alrededor.

En este caso la razón es que el porta aeronaves “Príncipe de Asturias” ha atracado en el puerto de Heraklion y la tripulación ha tomado los alrededores en plan turismo.

Saludo a los marinos que encuentro en Knossos, me comentan que vienen de Cádiz y hablamos sobre la actual situación política española. Recomendaría a todos los que tienen una fuerte querencia hacia el nacionalismo que abrieran un poco la mente viajando más. En un mundo en el que se trata de derribar las fronteras, es absurdo y retrogrado ponerlas en la puerta de tu casa. Todos somos de nuestro pueblo y nos sentimos identificados con el sitio donde nos hemos criado más que con ningún otro, pero yo por lo menos me siento ciudadano del mundo…aunque ser español es un orgullo, madrileño un título y si encima eres de Chamberí….pues ya es la leche.

Comentando con los griegos el caso del asesino Juana de Chaos, puesto en libertad por la magnificencia de nuestro gobierno, siempre pensando en los derechos humanos de alimañas como esa, me comentan que no sabían que ETA hubiera puesto una bomba en Barajas y mucho menos que hubieran muerto dos personas. Es curioso, pero en mi última visita a Alemania, mis amigos alemanes me dijeron lo mismo.

No cabe ninguna duda de que vivimos en una sociedad de la información en la que la mayoría estamos desinformados o peor aún, intoxicados por la “información” que esta gente quiere que conozcamos. La Verdad…¡es tan difícil conocerla!. Solo la Verdad nos hará libres.

Bueno, pues aquí estoy en el palacio del Rey Minos. He aprovechado un viaje de negocios para quedarme el fin de semana. Me llamaba mucho la atención la civilización minoica, dueña del Mediterráneo hace 3.000 años y desaparecida de repente por algún gran cataclismo que muchos identificaron con la desaparición de la Atlántida. Cuando era niño me pasaba las horas muertas mirando los dibujos de un libro que mi padre tenía precisamente sobre civilizaciones antiguas y la Cretense en particular. Luego leí “El Rey debe Morir” de Mary Renault y mi curiosidad aumentó. Aquí se forjó el mito de Teseo y el Minotauro. Teseo debía dar muerte al Minotauro, personaje mitológico mitad hombre y mitad toro que habitaba en el laberinto del palacio. Ariadna ató una cuerda a la cintura de Teseo para que no perdiera su camino en el dédalo de corredores y así pudo regresar después de haber acabado con el monstruo.

Realmente el palacio es, en sí mismo un laberinto y es curioso pero esta figura geométrica tiene connotaciones más esotéricas. Todas las Religiones utilizan este símbolo como imagen del proceso alquímico que el humano tiene que seguir para asemejarse a la Divinidad. El laberinto de la Catedral de Chartres, el Juego de la Oca, los mandálas tibetanos. La Vida es eso, realmente, un laberinto en el que muchas veces perdemos el Camino, en el que damos vueltas sin sentido aparente. A veces nos sentimos atrapados en un callejón sin salida. A veces tenemos que dar la vuelta para encontrarnos a nosotros mismos. La Vida es así, una Mutación constante. Un proceso en el que tenemos que batir en el Atanor del Camino, nuestro espíritu para lograr la Piedra Filosofal del conocimiento máximo, que no es otra cosa que hacer nuestra la Voluntad del Padre.

 

El caso es que a mi estas piedras muertas no me han parecido tan impresionantes. No he sentido el Poder como lo he sentido en otros sitios. Quizá ellos no lo tenían, aunque me llama mucho la atención que adorasen a una divinidad femenina. Lo que yo pienso de la figura de la Madre ya lo he explicado en otros apuntes, que nadie me malinterprete. Para mi Nuestra Señora es ETERNA y además la Madre del Cristo.

 

A la vuelta he pasado por la catedral ortodoxa de Heraklion. Como he oído cánticos, he pasado y he asistido a la celebración del rito Ortodoxo. He rezado por la unión de las Iglesias, he rezado por la unión de todos los Hombres de buena voluntad.

 

“Dios Mío danos la sabiduría necesaria para comprender a los que son distintos a nosotros. Que respetemos para ser respetados. Que amemos y seamos amados. Que el mundo encuentre un nuevo amanecer de Paz, sin Miedos, sin Odios. Ayúdanos Señor para que tu Reino se instaure en el Corazón de todos los Hombres”

 

Me gustaría compartir con vosotros la música que escucho mientras escribo estas lineas. “Misa de la Coronación” de Mozart. Es Paz para el Alma.

Las Cuevas de Titulcia y Eslava Galán

In Mis viajes on 27 noviembre, 2006 at 23:00
En el Mundo de hoy aparece una entrevista a Juan Eslava Galán.
Es este un hombre al que he leído mucho, aunque no comparto la mayoría de sus ideas. Pero siempre he pensado que hay que conocer también a quien no piensa como tú.
Bien, recordareis mi entrada en el blog sobre las Cuevas de la Luna en Titulcia y mi encuentro con Aquilino, el sobrino de Armando propietario de estas cuevas, en el Monte Tabor.
Pues Eslava menciona las cuevas y dice " La Cueva de Titulcia, por ejemplo, ¿para qué hicieron una cueva absolutamente geométrica varios metros bajo la tierra? (los templarios, se supone). Eran casos esotericos que hoy no comprendemos"
También menciona algo sobre el Codigo Da Vinci: "Todo eso de que Cristo se casó con Magdalena, que era de estirpe real….Todo eso es una invención, en 1955, de dos señores, De Sede y Plantaard. El Codigo Da Vinci y otras proceden de ahí"
 
Esto es rigurosamente cierto aunque la mayoría de la gente no le interese saber la verdad. El Priorita de Sion, se lo "inventaron" estos señores que además tenían una extensa carrera como embaucadores profesionales. Es una pena pero alguien me dijo " Está cientificamente demostrado que Cristo tuvo hijos, han escrito un libro sobre ello y además van a estrenar una pelicula (El Codigo Da Vinci)"..y esta persona era universitaria…imaginad a los que solo han leido este libro en su vida. Es esta una parte de la Conspiración Contra el Hombre, la manipulación de la ignorancia y la buena fe de los Hermanos.
Cualquier escritor puede fabular sobre lo que quiera pero si en la primera página del libro afirmas que todo lo que dices es verdadero o que está basado en hechos reales, entonces es un delito. Y esto es lo que dice Dan Brown en el Codigo…y parte de una premisa tan falsa como esta. "La Divinidad del Cristo se estableció en el Concilio de Nicea por imposición del Emperador Constantino, había muchas facciones cristianas que pensaban que Cristo no era Dios"….FALSO Y MENTIRA. En el Concilio de Nicea solo se discutió si Cristo a parte de Ser Dios era Hombre. Todos estaban de acuerdo en su faceta DIVINA.
 
La Verdad os hará libres…y sobre todo Leer mucho.
 
Otro día hablaremos sobre el misterio de Rennes Le Chateau…que tampoco es tanto misterio si se conoce la historia
 
Pd: Habreis observado que he dividido el blog en dos categorias: Mis viajes y En mi Alma. En la primera he reunido todos mis comentarios y mis experiencias en el Camino. Hay Historia y hay sentimiento Personal. En el Segundo solo hablo de mis experiencias espirituales…y de las terrenales, hay algo de poesia y mucho AMOR, también escribo como Autoayuda no solamente a los que se sienten perdidos en el Camino si no para mi, que como todos, me encuentro en un mar, a veces tranquilo, a veces amenazador….

Iglesia de la Veracruz, Segovia. Año del Señor de 198..

In Mis viajes on 27 octubre, 2006 at 18:19

 “Ven, ponte debajo del cruce de estos nervios de la bóveda. Extiende las manos en cruz, cierra los ojos…y siéntelo”. Me dijo mi Padre.

 No sentía nada….

 De pronto, un hormigueo en los pies, las manos se me llenan de “algo” y un mar inmenso, una vibración profunda me cruza desde las plantas de los pies, a la coronilla. Siento que esa fuerza escapa a través de mis dedos extendidos.

Esto es la serpiente….la fuerza de la Diosa Madre que en algunos sitios se hace más intensa.

 La Veracruz es una iglesia octogonal…, ya sabemos lo que significa ésto. Construida por los Templarios hace mil años, justo en uno de los vortex en los que la Serpiente se manifiesta más poderosa. La Serpiente recorre el planeta con múltiples tentáculos y allí donde se cruzan una o más líneas de camino, la energía se dispara y puede ser utilizada.

 Estos lugares eran conocidos en la más remota antigüedad y se marcaban con templos que adoraban a la divinidad. La Madre Tierra es algo más que un conjunto de roca y magma ardiente, pero el mundo en que vivimos, nos ha obligado a olvidar esta verdad ancestral.

 Esta mañana mi padre me ha levantado muy temprano, sin decirme a donde vamos. Nos hemos encontrado con mis dos tíos y hemos emprendido el viaje hacia este sitio. No tenía ni idea de lo que esto significaba. No tenía todavía edad para ser caballero y la verdad es que todos estos temas, me tocaban muy de lejos. Pero por alguna razón, que no conozco, tenía que estar allí, en aquel preciso momento…un momento muy importante.

 “Subamos a la linterna de los muertos, párate en la puerta y antes de pasar pide permiso”.

 La linterna de los muertos es una estancia superior de la Iglesia donde se encuentra el altar. En una de las paredes, rozando el techo, se halla un diminuto agujero. En este sitio el aspirante a caballero Templario, tenía que pasar la noche velando las armas, antes de ser aceptado en la Orden.

 “Adelante” oí en mi mente, con una voz que no se decir si era de hombre o mujer.

 Dentro están ya mi padre y mis tíos, alrededor del altar, esperandome.

 Si toda saga, tiene un comienzo…este fue el mío.

 

F.Muñoz

De camino a Jerusalen

In Mis viajes on 14 octubre, 2006 at 16:37
Parto hacia Tierra Santa, otra vez.
 
Voy a pasar la semana en Tel Aviv, por negocios, como siempre. Pero el viernes subiré a Jerusalen. He pedido permiso a los Franciscanos para pasar la noche en oración en el Santo Sepulcro. Si antes los caballeros velaban sus armas de esta manera, yo quiero emularlos allí, en el sitio más santo para purificar mi alma y para ver si me ponen una nueva armadura, que la que tengo ya no aguanta más envites. Intentaré hablar con Fray Francisco en el santuario de la Visitación, el profeta que siempre sabe que es lo que me depara el destino.
 
La semana siguiente estaré en Valinhos (Fátima,Portugal) el bosque de la Señora, también pasaré allí la noche yo solo, con mi nueva armadura, espero vencer a los fantasmas de mi pasado. En ese lugar tan especial siempre recargo las pilas del alma. Esas pilas que Virginia dice que no se pueden recargar y que ha prometido ponerme unas nuevas y de mayor capacidad. En ese bosque me han ocurrido cosas mágicas y maravillosas, ya veremos…
 
Gracias a todos los que visitais estas lineas, en poco tiempo ya sois más de 2000, jamás me lo hubiera esperado.
Gracias especialmente a mi amiga Malen, primero por enseñarme la Ciudad Encantada y segundo por tener un corazón tan grande como una casa. Nuestra amiga Malen hace algún tiempo que se puso malita y le tuvieron que reparar ese corazón inmenso. Hoy tiene uno nuevo, que late como jamás he oido latir a ningún corazon. De alma a alma, un beso Malen.
 
De mis futuras experiencias y de lo que sienta en Jerusalen, espero escribiros dentro de poco. Sentiros libres para poner cualquier comentario que os parezca oportuno, que de esto se trata, de no caminar solos y porque por muy raro que seas "visto desde cerca, nadie es tan normal"